Arquitectura mexicana del siglo XXI



Lo mejor del siglo XXI vol. 4 es un panorama de la arquitectura mexicana contemporánea entre 2009 y 2010. La selección muestra más de 70 obras que ilustran la complejidad y diversidad de la producción nacional, desde una perspectiva incluyente, tanto geográfica como generacional. Replicando las tres ediciones anteriores, correspondientes a los periodos 2001–2004, 2005–2006 y 2007–2008, las obras incluidas son resultado de una convocatoria abierta publicada en la revista internacional de arquitectura y diseño Arquine.

Esta edición es un contenedor donde refrendamos el modelo koolhaasiano de clasificación por tamaños y en avalancha de información: una obra por despacho editada en una extensión de dos a seis páginas por proyecto. Las 77 obras mostradas siguen la misma estructura de los tres volúmenes que le preceden, clasificación por tamaño —hasta 500 m², de 500 a 1,000 m², de 1,000 a 2,500 m², de 2,500 a 10,000 m² y más de 10,000 m²—reflejadas en el color de la pleca de cada distintivo.

El ordenamiento ascendente, en cuanto al tamaño de cada proyecto, mezcla tipologías, lugares y autores. Contiene información sistemática y lacónica para facilitar una comprensión ágil de cada obra, tanto en las memorias descriptivas como en los planos y fotos.

El cuarto episodio subraya características similares de las entregas ulteriores: la incorporación de equipos noveles repite y arraiga a un grupo de arquitectos que demuestran año tras año la solidez de sus propuestas y persisten buenos ejemplos de casas con notables edificios de departamentos dentro de un amplio espectro en el contexto mexicano: desde pequeños edificios experimentales hasta un parque acuático.

Si en la primera edición de Lo mejor del siglo XXI se esbozaba un panorama notablemente complejo, y en la segunda y tercera edición se consolidó la pluralidad de la arquitectura mexicana, este cuarto episodio que cierra una década, subraya las constantes de las ediciones precedentes. En esta cuarta entrega de Lo mejor del Siglo XXI esperamos robustecer la construcción histórica del escenario cultural y arquitectónico de México.




Deja un comentario