Arquitectura orgánica



Arquitectura orgánica

Hasta ahora no hemos referido a un sola de las principales tendencias de la arquitectura racionalista: el funcionalismo. caracteriza a la arquitectura funcional la búsqueda de una estructuras racionales que sirvan fundamentalmente a la función de habitabildad de los edificios, tanto en un sentido individual como social.

El funcionalismo, huye del decorativismo inutil y se plantea la necesidad de integrar la obra arquitectónica en el espacio exterior, variando el concepto del muro sustentante y aislante que pasa a convertirse en una simple mascara de cristal, envolvente pero no aislante.

Frente al funcionalismo, arquitectos importantes como Frank Lloid Wright en Norteamérica, Henry van de Velde, Erick Mendelshon y Alvar Aalto, en Europa, se han esforzado en conseguir una arquitectura que pareciera en forma de carácter a un organismo natural y que tuviese la misma unidad.

Pese a que el organicismo es un tendencia propia siglo xx, ya Vasari y Miguel Angel hablaban de una arquitectura de porporciones orgánicas como el cuerpo humano.

Ahora bien, los arquitectos modernos conciben la arquitectura orgánica como la fusión de las diferentes partes o elementos de un edificio en un todo organico que imita la naturaleza y se inserta en ella como parte integrante de la misma.


En esto ha insistido especialmente Frank LLoid Wright: un edificio no debe estar sobre una colina, sino formar parte de la colina misma, como si hubiera nacido de la tierra.

Para citar este articulo en formato APA: Revista ARQHYS. 2016, 07. Arquitectura orgánica. Equipo de colaboradores y profesionales de la revista ARQHYS.com. Obtenido , de http://www.arqhys.com/arquitectura-organica.html.