Arquitectura sin barreras


   

Arquitectura sin barreras

Espacios Especiales para Personas Especiales. Por: ARQ. ANNETTE LIONS RAMIREZ, SEMINARIO DE INVESTIGACIÓN, <anni_lr@yahoo.com>

“Voy a la escuela con mi hermana, que a veces hace el favor de llevarme. Al llegar ella tiene que llamar para que una persona traiga mi silla de ruedas, ya que, aunque puedo caminar muy bien con mis muletas, para entrar a la escuela debo subir una rampa que tiene una pendiente de aproximadamente 30°… No puedo subirla sólo. Tengo 40 años y sufro de parálisis cerebral, lo que me impide caminar sin ayuda de mis muletas.

Dentro de la escuela hay otras tres rampas más de madera, que cubren varios escalones, con las que tengo que lidiar todos los días para moverme de un área a otra. Entonces mejor uso la silla todo el tiempo que estoy ahí, esto ha disminuido mi fuerza y habilidad para caminar con las muletas”. La escuela a la que se refiere la descripción anterior, en realidad es un taller para la readaptación social y laboral, que se dedica a enseñar el oficio de panadero a personas especiales. La escuela, es una casa que fue adaptada de la mejor manera posible para que las personas que asisten, entre las que se encuentran algunas con dificultades de movilidad, puedan trabajar y desarrollarse con cierta comodidad; esto sucede en la mayoría de los centros y talleres que se dedican a atender a los adultos especiales, ya que los apoyos del gobierno son bastante escasos y solo cuentan con recursos de donaciones privadas.

Cuando hablo de gente especial me refiero a aquellas personas que cada día deben de hacer un mayor esfuerzo que la mayoría de las personas para realizar las actividades cotidianas que corresponden a los individuos que pertenecen a una sociedad. Ellos pueden tener dificultades para ver, hablar, escuchar, caminar, escribir, sostenerse en pie, comer, jugar, en fin, cualquier actividad que para el resto de las personas puede ser común y automática. Estas personas son especiales por el esfuerzo que hacen diariamente para integrarse a las actividades de una sociedad que los limita más allá de sus propias limitaciones.

vía Arquitectura sin barreras.




Deja un comentario