Construccion de calles


   


 

Las calles. Para la construcción de calles el procedimiento topográfico es semejante que se utiliza para las carreteras. Ordinariamente se construye primero la guarnición.

La línea y la rasante de la parte superior de cada guarnición se indica por medio de trompos clavados junto a la línea exterior de la guarnición, generalmente, a intervalos de 10 m. luego se marca el nivel de la orilla del pavimento en la cara de la guarnición terminada. Se clavan trompos en el terreno en la línea central del pavimento, ya sea al nivel de la subrasante terminada o con el corte o terraplén indicados en el trompo sobre una estaca adyacente.

Cuando la calle es ancha, se puede trazar una hilera intermedia de trompos entre la línea central y la guarnición. Generalmente, es necesario retrazar los trompos después de que se ha hecho la terracería de la calle. Cuando no es posible clavar estacas por existir pavimento o terreno duro, se pueden clavar clavos o pijas o se pueden labrar o pintar marcas en su superficie. Los levantamientos para trazar o construir calles deben determinar la situación de todas las instalaciones superficiales y subterráneas que puedan afectar el proyecto, y se notificaran los cambios necesarios con la debida anticipación.

Los ferrocarriles. Los levantamiento para los trabajo de terracerías de los ferrocarriles son semejantes a los descritos para las carreteras. Antes de la construcción de la línea localizada se traza, se reponen las estacas faltantes, se referencian los puntos de tránsito, se seccionan y estacan los bancos de préstamo, se ponen las estacas de los ceros, y se fijan las líneas y niveles en el terreno para las estructuras. Cuando se terminan las excavaciones, se ponen estacados para el afinamiento en los hombros de la subrasante. Cuando se ha afinado la terracería, se hace un trazo de precisión poniendo trompos con tachuela en la línea central en cada estación completa en las tangentes y generalmente a intervalos menores en las curvas horizontales y verticales. Se trazaron entonces las curvas espirales.

Se traza una línea adicional de trompos a un lado de la vía y a un metro de la línea propuesta para el riel dejando la cabeza de la estaca a la altura que va a tener el riel. Generalmente la vía se tiende sobre la subrasante y se eleva a su posición final después de que se ha llevado el balasto. Los túneles. Los métodos empleados en los trabajos topográficos para túneles varían con el objeto que se hace el túnel y con la magnitud de la obra. Los sistemas coordinados son especialmente adecuados para el trabajo de túneles. Para los túneles cortos como, por ejemplo, un túnel para un camino atravesando un cerro, se hace una nivelación entre los puntos terminales; y se calcula la dirección, longitud y rasante que los une.

Los sistemas de coordenadas son especialmente adecuados para el trabajo de túneles. Fuera del túnel, en la línea central de ambos extremos, se construyen monumentos permanentes. Se establecen puntos en lugares convenientes de la superficie, en la línea central, para fijar la dirección del túnel, a cada lado del contrafuerte. Al proseguir la construcción, se da línea en cada uno de los extremos centrándose en el monumento permanente fuera del portal, tomando una visual a un punto fijo de la línea, colocando luego puntos a lo largo del túnel.

Si el alineamiento se da en el piso, se traza una línea de referencia a un lado de la línea central en donde no se mueva o la destruye el tránsito; de esta línea se da una línea provisional según la vayan necesitando los trabajadores. Las dimensiones del túnel se comprueban con una especie de plantilla transversal a la línea del túnel, pero comprobada por medidas directas de cinta. Los túneles par los ferrocarriles y acueductos en terreno montañoso tienen con frecuencia una longitud de varios kilómetros y no tienen una dirección ni una pendiente uniformes.

Los túneles de este tipo se perforan no solamente de los extremos, sino también de varios puntos intermedios donde se perforan lumbreras o galerías de ataque que corten la línea central del túnel. Los levantamientos de control para le túnel que se hacen en la superficie consisten generalmente de un sistema de triangulación de precisión ligado a monumentos construidos por portales del túnel principal y a las entradas de las lumbreras y de las galerías de ataque, y a una nivelación de precisión que conecte los mismos puntos. Con estos datos como base se calcular la longitud, la dirección y la pendiente de cada uno de los diferentes tramos; y la construcción se controla estableciendo estas líneas y pendientes conforme progresa la obra. Colaborado por: Miguel Angel Heredia, Republica Dominicana, www.arqhys.com.


Publicaciones relacionadas:


Deja un comentario