Chatarra electronica


   

La chatarra electrónica es también conocida como basura tecnológica, son basuras descartadas como aparatos tecnológicos, cuyo grado de peligrosidad es elevado. Es el caso de computadoras y teléfonos celulares. En su fabricación se incluyen materiales tóxicos que afectan la salud de miles de trabajadores que laboran en las líneas de producción y que desconocen el riesgo de permanecer expuestos, en forma directa, a esas sustancias. No obstante existen algunos componentes de estos materiales que son reciclados para volver a reutilizarlos, un ejemplo de esto es el cobre en los cables. Las empresas conocen las condiciones en que operan, de ahí la rotación en puestos para soldar y reparar tarjetas y circuitos electrónicos.

Muchas plantas cambian cada año a los trabajadores en esos puestos, debido a la elevada concentración de vapores con plomo y a que los sistemas de extracción de aire son deficientes o prácticamente inexistentes El tratamiento de estas partículas debe de tener una regulación muy fuerte como medio de protección al medio ambiente. Si estos materiales son expuestos al medio ambiente, las personas se pueden ver en altos riesgos de contraer enfermedades muy peligrosas. Los materiales más peligrosos son el plomo, el arsénico y el trióxido de antimonio. Otros materiales tóxicos son el cadmio y el mercurio, los cuales después de estar involucrados en un proceso de fundición, liberan toxinas de alta peligrosidad.

El cromo es un material altamente dañino, algunas de los problemas de salud que puede ocasionar mancamientos de la piel, problemas al respirar, cáncer en los pulmones, daños en el hígado y en los riñones y como un caso muy común, la muerte. El mercurio tiene efectos dañinos pero muy distintos a los efectos del cromo sobre la salud del ser humano, este puede provocar complicaciones en el sistema nervioso, daño muy relevante al cerebro, además de a los cromosomas y a la piel, en las mujeres es posible que provoque infertilidad así como abortos y defectos en nacimiento. Los efectos del cadmio son desordenes psicológicos, fracturas de los huesos del cuerpo, vómitos y diarreas, cáncer, daño al sistema nervioso y al sistema inmune del cuerpo.

Los efectos del plomo son la perturbación en el sistema nervioso, cáncer, daños severos al cerebro, elevación de la presión sanguínea del cuerpo, disminuye la capacidad de aprendizaje, abortos y perturbación en el comportamiento de los niños. Para evitar estas enfermedades es muy recomendable evitar cualquier tipo de exposición constante a estos materiales, además de que se debe de reciclar adecuadamente los materiales electrónicos. Reciclar los aparatos que no pueden venderse o donarlas a una compañía en específico, existen empresas que reciclan estos aparatos sin incluir ningún tipo de costo. Otra solución es participar activamente en cualquier actividad que este destinada a promover la reducción de las sustancias peligrosas en los electrodomésticos que se encuentran en nuestro hogar. En la mayoría de los países desarrollados se establecen multas a las personas que no cumplen con los deberes de compra y reciclado de un material electrónico, esto no es visto en países subdesarrollados ya que no cuentan con las maquinas necesarias para hacer un proceso adecuado, además de que el sistema de legislación es totalmente diferente.

Equipo arquitectura y construcción de ARQHYS.com.




Deja un comentario