Construccion de chimeneas


   

Los sistemas de calefacción nos conceden la oportunidad de disfrutar de una temperatura agradable en el interior de nuestra residencia durante los meses en los que las condiciones climáticas exteriores son escasamente agradables. Disponer de alguno de estos mecanismos nos garantiza calor, además de una placentera sensación de bienestar. Las necesidades de calefacción dependen de determinados factores como son: el clima, orientación, forma constructiva, calidad de los materiales con los que se ha realizado la construcción (en lo referente a cerramientos y aislamientos) y del uso que realicemos de la misma.

Las necesidades de calefacción aumentan en la misma proporción que aumentan las superficies a calefactar y, más aún, cuando los cerramientos dan al exterior en lugar de a la casa de otro vecino. Cuantos menos vecinos tengamos, más necesidad de calefacción. Sirva como ejemplo que, con un mismo aislamiento, un chalet convencional necesita el doble de calefacción que un piso en una ciudad. Ahora bien, si este chalet lo construimos aplicando soluciones bioclimáticas (orientación y distribución adecuadas, protección de los vientos dominantes con barreras vegetales, semienterrada sobre todo en su vertiente Norte, con aislamientos que proporcionen a los cerramientos un “k” inferior a 0,2, etc…), podemos obtener ahorros considerables respecto del piso convencional. Una de las soluciones con mayor encanto es la chimenea. Creadoras de atmósferas especiales, la imagen de un salón presidido por uno de estos atractivos fogones en torno al que se congregan los miembros de una familia, es una de las estampas más cálidas que se pueden imaginar. Sin embargo, la elección de este tipo de producto ha ido decreciendo debido a la incomodidad que supone el estar pendiente de la leña.

Ahora el mantenimiento de una chimenea tradicional requiere tiempo y esfuerzo, por eso los fabricantes han evolucionado en la línea de las necesidades de la sociedad de hoy, para ofrecer alternativas que no estén reñidas con el confort. En este sentido, la industria ha sabido aplicar las últimas tendencias decorativas a las chimeneas de última generación y coordinar a la perfección la calefacción ambiental con un diseño sugerente.

Hay varios tipos de chimeneas como son:

  • Transparente: tiene un fuego a gas abierto con gravilla bajo el quemador. Este sistema se puede suministrar como hogar frontal pero también como hogar a dos caras y con mando a distancia. Esfera: No sólo es una estufa con diseño especial; su fuego es literalmente más alto. Es estanca y funciona con sistema ventosa (tubo concéntrico). Este aparato empotrado de medio círculo guarda una ventaja más: el escaso espacio que ocupa, dándote la oportunidad de colocarla en casi cualquier zona de la casa. Dispone de mando a distancia. Trofeo: Es un ‘cassete’ panorámico de alta potencia para chimeneas. Por su poca profundidad, ‘Trofeo’ es fácil de colocar. Además, el aparato va provisto de un robusto panel frontal de hierro fundido y doble quemador. La solución de calefacción que deseabas.
  • Vértigo: es estanco y nos da una calidad insuperable en cuanto a visión del fuego. La construcción tiene poca profundidad por lo que es sencillo de colocar. Se puede adquirir con mando manual o con mando a distancia.



Deja un comentario