Circulacion vertical


   


La circulación vertical se compone de elementos que permite la comunicación entre espacios situados a distintos niveles en las edificaciones de uso público o de viviendas. Estos elementos generalmente son las Escaleras y las rampas de uso de personas y los mecánicos que son los ascensores y los montacargas. Para nuestra propuesta nos centraremos en los dos primeros: la escalera y las rampas. Las condiciones físicas de las personas son variables, por ello es necesario establecer medios de accesos alternativos a las escaleras que son las rampas.

ESCALERAS La escaleras son elementos que permiten la circulación vertical de las personas y que permite su desplazamiento a toda la edificación, es decir, desde el acceso como egreso del edificio, estas circulaciones debe ser nucleada, para permitir una fácil localización y uso. Las escaleras deben ser diseñadas de tal manera que los usuarios se desplacen por la misma con comodidad, tal como si lo hicieran en una circulación vertical, para lograr este objetivo hay que conjuntar adecuadamente tres elementos componentes de una escalera que son: la rampa y los escalones compuestos a su vez de huellas y contrahuellas.  la Huella es el espacio del escalón en la que un individuo asienta uno ambos pies en la escalera, la parte horizontal de la misma, se considera una huella normal, aquella que tiene una dimensión entre 28 y 32 centímetros. La Contrahuella es la altura que tiene cada escalón, esta debe tener una altura entre 16 y 18 centímetros. Las escaleras pueden ser rectas o con una inclinación ligera de las huellas este valor β no debe ser mayor o igual a 15°. Estas consideraciones se darán en atención a las dimensiones que tenga la caja de la escalera, los tramos de escaleras y los descansos.

Colaborado por Arq. Teodoro Escalante BourneAUTOR: Arq. Teodoro Escalante Bourne


Publicaciones relacionadas:


Deja un comentario