Frontal para cocinas


   


Da le a tu cocina un nuevo estilo eso significa cambiar el alicatado, es decir, dar le un color blanco con una cenefa a media altura; las enjutas se decoran con un vistoso dibujo geométrico de lazo.

Este tipo de obra es de hastío y complicada, por eso es que la personas no lo hacen ya que es un trabajo muy difícil. Pero lo que muchas persona no saben es que hay soluciones rápidas para este tipo de casos. Ejemplo: Cambiar el frontal de la cocina o del cuarto de baño en un tiempo menor de dos horas y sin necesidad de quitar los azulejos.
El cuarzo es un mineral formado por sílice incoloro cuando es puro, de brillo vítreo; Cristal de roca. Este es una de las opciones más versátiles a la hora de cubrir paredes, suelos y encimeras. Podríamos decir que es una alternativa innovadora en cuanto a revestimientos que ofrece decoración, resistencia (a manchas y rayado), baja porosidad, fácil mantenimiento e higiene (su superficie es antibacterias).

Ahora, para cubrir la necesidad que a veces nos hacen falta en casa, podemos disfrutar de Muro. Este producto está ideado especialmente para frontales de cocinas y baños, ya que, cambiando sólo estos ejes, conseguimos renovar el aspecto general de la estancia. El Muro aporta luz, color, fácil instalación, es antibacterias, Cada caja de Muro (normalmente, para cambiar un frontal de cocina medio necesitaremos tres packs) incorpora una retícula de revestimiento que cubre 300 mm x 300 mm, ó 0,72 m². La ventaja fundamental de este sistema es que no tenemos que quitar los azulejos antiguos: se instala sobre ellos.

 

Como instalar un frontal para la cocina.

  • Paso 1: Limpiar el soporte para que quede libre de grasas, suciedad, o polvo. Compruebe que la base esta totalmente a nivel.
  • Paso 2: Pon el adhesivo detrás de cada pieza de la malla y plantéala sobre la pared a revestir, apoyándola sobre la base, se recomienda empezar por un lateral.
  • Paso 3: Una vez planteada, presiónala junto a la pared.
  • Paso 4: También podemos presionar con la ayuda de la llana d goma.
  • Paso 5: Retira el papel de las crucetas y ponlas en toda las juntas exteriores de la malla. El adhesivo especial de la cruceta impide el descuelgue de las mallas, facilita el agarre y nos hace de guía para las siguientes mallas.
  • Paso 6: Repetir los pasos anteriores hasta el final de la colocación.
  • Paso 7: Una vez colocado todo el muro, espera el tiempo de secado del adhesivo (entre 3 y 24 horas) para rejuntar. Retira el exceso si lo hubiera.
  • Paso 8: Mezcla la junta de cementos del color elegido según las recomendaciones del fabricante con los avances, hasta que quede una pasta homogénea.
  • Paso 9: Colocar la pasta sobre la malla y presiona levemente sobre el muro.
  • Paso 10: Hazlo en diagonal con el filo de la llana de goma. Da pasada, hasta que estén todas las juntas llenas.
  • Paso 11: Retira el exceso de material presionando con el filo de la llana de goma. Dejar secar hasta que las juntas estén finas y la pasta se vuelva opaca. Con un estropajo frota levemente en círculos hasta retirar esa película opaca.
  • Paso 12: Para terminar, pasa la esponja levemente humedecida con agua limpia, hasta que quede totalmente limpia el muro, deja secar y pule con un trapo limpio y seco los restos de polvo.

Publicaciones relacionadas:


Deja un comentario

*