Construir viviendas en zonas rurales


   


 Construir viviendas en zonas rurales.

Muchas personas como medio de relajarse, de huir del ruido y de la vida cara de la ciudad están optando por realizar proyectos en la zona rural. No obstante, no es muy económico realizar este tipo de proyectos ya que se debe de contar con suficiente dinero para el plan del arquitecto y las tasas urbanísticas, aunque el suelo este barato en las zonas rurales.

Estas zonas están caracterizadas por ser lugares de especial atractivo y poco comunitario. muchas personas la consideran como un medio de estar en constante comunicación con la naturaleza. Antes de la construcción se deben de realizar algunos aspectos legales con el ayuntamiento y obtener una cedula de habitabilidad para la contracción en el campo. Cuando una familia se plantea el proyecto de construcción de una casa en la parte rural, en la mayoría de los casos ya cuenta con el terreno de ubicación.

En caso contrario, el primer paso para el levantamiento de la edificación es una correcta elección del territorio. Actualmente existen muchas limitaciones para la construcción de una vivienda en la zona rural, como consecuencia de los espacios protegidos que existen los cuales son conocidos como suelos no urbanizables. Aun así también hay que tener en cuenta que la ley no permite la construcción a una distancia de menos de 100 metros de de la ribera de una cuenca fluvial, además que no se puede construir así mismo, en una zona muy arbolada. Uno de los primeros pasos a seguir es contratar un especialista en suelo para que verifique las condiciones donde se piensa edificar, elegir un arquitecto adecuado, quien ofrecerá un sin numero de ideas para el tipo de casa que se desee construir, obtener la licencia, firmar una declaración en presencia de un notario, inscribir la obra y por ultimo se pasa a contratar los servicios que tienen como objetivo la realización del proyecto.

Actualmente se llevo a cabo una investigación en España, realizada por la Sociedad Española de Medicina General, la cual concluye que el habitar en el campo evita los riesgos de contraer ciertos tipos de enfermedades, por el espacio natural que rodea el hábitat.

No obstante el vivir en una zona rural no quita que se paguen los mismos impuestos ante el estado, lo que no la hace como una de las opciones más económicas. La arquitectura del campo esta fuertemente influenciada por la relación con el entorno que posee la misma. Estas viviendas también pueden ser construidas con objetitos de verano, por lo que su estructura cambia en función de su destino. Una casa de campo, entre 180 y 200 metros cuadrados cubiertos exigiría una inversión media de 135.000 a 170.000 dólares, más la compra del terreno.

El diseño determinara la rapidez con la cual se va a construir, las mas sencillas tienen un proceso menos complicado para su construcción. Este proceso sostiene la utilización de materiales naturales que no son perjudiciales para el medio ambiente y sirven para optimizar la salud de los familiares. Si el propietario desea, puede optar por una casa prefabricada, si resulta el caso en que tienen mucha prisa por alejarse de la ciudad. Sin embargo, en la mayoría de las situaciones estas viviendas son casa de verano, las cuales constituyen un escape para los ciudadanos. Equipo arquitectura y construcción de ARQHYS.com.


Publicaciones relacionadas:


Deja un comentario

*