Decoracion de cuartos para bebes


   


Decoración de cuartos para bebes. Al estar en espera del bebé, una de las principales preocupaciones es la habitación de la criatura y todos los detalles relacionados con ello.

Sea cual fuere la decisión a tomar, lo principal es realizar un presupuesto, para evitar así los excesos a la hora de las compras y aplicaciones. Para la elección del mobiliario debe tener presente que la mayoría de los muebles de bebés, se utilizan por corto periodo de tiempo, así que procure seleccionar muebles funcionales y multiusos, lo cual le ayudará también con el espacio. Sin llevarse de la publicidad, procure los muebles imprescindibles, que son la cómoda, cambiador, mecedora y por supuesto la cuna.

La elección de la cuna es fundamental, lo primero es que debe ser fácil de usar. Si piensa en una inversión a largo plazo, existen cunas, que luego son transformadas en una camita hasta que el niño tiene 4 ó 5 años de edad. Verifique aspectos como la separación entre los barrotes y el espacio que hay entre el colchón y la estructura de la cuna, pues no debe pasar las 2″. La cabecera tiene que ser mayor, que los postes de las esquinas y los pies de la cuna, al menos 1/16″. Hay cunas con dibujos decorativos cortados, que van en la cabecera y a los pies de la cuna. Estas no son de las más recomendables, pues el bebé podría entrar las manos, piernas o cabeza, quedando atrapado. Debe revisar los detalles del acabado, especialmente si usted retoca la cuna, pues de producirse cuarteaduras, gotas o burbujas, la pintura se puede desprender.

La pintura no debe contener plomo, y un borde rugoso o irregular representa un peligro para el bebé. De tener rueditas, manténgalas bloqueadas, de no ser así, retírelas, pues al crecer el bebé puede empujar y mover la cuna. No se preocupe comprando la almohada o el edredón, pues estos elementos, son un riesgo potencial de asfixia. Es imprescindible un protector impermeable que sea lavable, para colocar sobre el colchón. Las mecedoras deben tener brazos planos y un acolchado cómodo, de manera que el tiempo que pase allí sea agradable. Dependiendo del espacio con que cuente, necesitará organizadores para ordenar y guardar las cosas del bebé. Aproveche áreas inutilizadas como debajo de la cuna.

Las cómodas y libreros, son indispensables, pues todos los niños tienen juguetes, libros y ropa. El cambiador cumple varias funciones, pues además de que allí cambiamos cómodamente al bebé, es un espacio donde guardar los pañales, entre otras cosas. No olvide un cesto para la ropa sucia, preferiblemente junto al cambiador. Para el cuarto del bebé son recomendables las lámparas de pie, pues así lleva la luz a las zonas en que es más necesaria, como por ejemplo el cambiador. La luz natural, se controla con cortinas o persianas enrollables sin cordones. En cuanto a la decoración de las paredes, hay mucho de donde elegir, que más allá de los típicos colores de niños/as puede seleccionar un tema principal, pensando en el futuro, pues los temas de hoy, mañana pueden ser obsoletos. Otra opción son los tapices y las cenefas arrancables.


Publicaciones relacionadas:


Deja un comentario