Estilos decorativos


   


 ESTILOS DECORATIVOS. ESTILO CRIOLLO. El estilo criollo, como en la vestimenta y bailes folklóricos, es un reflejo de la asimilación de la cultura europea en la nuestra.

Los muebles clásicos, a los cuales se les añadió con frecuencia motivos de tipo regional, resultaron así adaptados a las necesidades, gustos e influencias culturales de los criollos peruanos. Este estilo se caracteriza por ser elegante y sofisticado, de complementos tradicionales.

En él la arquitectura del establecimiento es muy importante; sobre todo si éste posee una chimenea o molduras. El estilo criollo también puede adaptarse a locales modernos. Para crear una ambientación correcta se debe elegir muebles y complementos antiguos, o en su defecto, reproducciones. Las ventanas deben ser vestidas utilizando festones y colgantes. Los complementos serán candelabros, elegantes lámparas de mesa y platos de porcelana.

Sugerencias del mobiliario apropiado:

  • Sillas. Pueden ser de madera tallada con los cojines forrados en telas de flores o rayas. Otra opción es el bronce o el fierro forjado. Y si queremos algo un poco más especial, elijamos la madera o el fierro pintados en tonos pasteles.
  • Mesas. Pueden ser de bronce o madera.
  • Mobiliario de apoyo. Mesas para colocar vajilla y mantelería. Este mobiliario podría estar fabricado en madera tallada o pintada, con puertas y divisiones para guardar objetos.
  • Barra. En el estilo criollo usamos la barra como centro de interés. Puede fabricarse en madera tallada, de tonos oscuros o marrones.
  • Accesorios. Pueden ser plantas tipo helechos, pinturas al óleo con motivos de pescadores artesanales, y peceras incrustadas en la pared.
  • Mantelería. Debe ser de colores sobrios como el verde botella, verde jade y vino.
  • Colores. Tendríamos aquí las familias de los ocres, verdes, marrones, etc.
  • Iluminación. Ha de ser baja, ya que este estilo es elegante y cálido. Por tanto, se recomienda emplear iluminación en tonos ámbar, y en poca cantidad.

    (Colaborador del articulo: Raul E. Nolasco)

     


Publicaciones relacionadas:


Deja un comentario