Diseño solar pasivo



Diseño solar pasivo.

Dado que el objetivo del proyecto es prescindir al máximo de sistemas de calefacción convencionales, la edificación se concibe aplicando los principios del diseño solar pasivo a fin de aprovechar todas las ganancias solares directas y las indirectas mediante la instalación de paredes Trombe, en cada una de las tres habitaciones orientadas al sur y la incorporación de un sistema de almacenamiento térmico. Las ganancias directas se consiguen a través de los 16,2 m2 de superficie acristalada de ventanas (orientadas al sur) que corresponden a 12,2 m2 de ventanal de salón y 4 m2 a las habitaciones. Las ganancias se aumentan colocando una pavimentación en la terraza de color claro y superficie poco rugosa a fin de favorecer la reflexión solar sobre las superficies vidriadas.

Cada dormitorio tiene 1,3 m2 de superficie acristalada de ventana y 2,5 m2 de muro Trombe a fin de aumentar las ganancias energéticas y elevar la temperatura ambiente y de paredes radiantes durante el período nocturno. La pared Trombe está construida por bloques de hormigón prefabricado de 300 mm de espesor con doble cristal y cámara de aire de 50 mm. Está provista de ventiladores en sus partes superior e inferior para favorecer la circulación del aire y dotada con persiana enrollable para proveer sombra en verano y evitar las pérdidas de calor durante los períodos nocturnos en invierno. Con carácter experimental y a fin de estudiar su comportamiento sobre la inercia térmica del edificio, se han instalado seis columnas cilíndricas de fibra de vidrio de 250 mm de diámetro, conteniendo cada una de ellas 180 litros de agua.

Se han colocado en la sala de estar, situadas en los laterales del ventanal, tres a cada lado del mismo. Estas columnas absorben la radiación solar incidente sobre las mismas, para liberar posteriormente el calor captado durante las horas nocturnas.

Para favorecer las condiciones de refrigeración de la casa durante la temporada de verano se evitan las ganancias solares, proyectando adecuadamente los aleros voladizos, de forma que su sombra proyectada sobre la fachada consiga proteger a la misma de la radiación solar directa. Además las ventanas se protegen exteriormente mediante persianas enrollables e interiormente se favorece la circulación del aire mediante la adecuada disposición de puertas y ventanas y ventiladores colocados en la cara norte.

 Le damos las gracias a Tomas Raúl De Paula por enviarnos este material para ser publicado. 


Para citar este articulo en formato APA: Revista ARQHYS. 2012, 12. Diseño solar pasivo. Equipo de colaboradores y profesionales de la revista ARQHYS.com. Obtenido , de http://www.arqhys.com/arquitectura/diseno-solar-pasivo.html.