Dispositivos contra incendios


   


 Dispositivos contra incendios.

Los detectores de humo son dispositivos de gran relevancia para la detección de incendios en el hogar. Se ha estudiado que las probabilidades de muerte cuando se utilizan detectores de humo en el hogar se reducen un porcentaje significativo, específicamente en cuanto a la muerte por incendio. No obstante, con el objetivo de optimizar el funcionamiento de estos aparatos es muy necesario que se conozcan las limitaciones en el uso de estos. Una de las principales causas del fallo de este dispositivo es la colocación inadecuada de una pila, lo que no permite que funcione correctamente en el tiempo previsto. Estos detectores, hoy en día, han sido la causa de salvaciones en situaciones de incendio. Es muy necesario que los propietarios de este aparato estén en constante supervisión de su funcionamiento y que tengan correctamente previsto todos los elementos que conllevan a su deseado funcionamiento. La potencia es uno de los aspectos a tomar en cuenta, con el objetivo de que todas las personas en el hogar tengan la capacidad de escuchar el llamado de alerta, además de su tiempo de reacción ante explosiones violentas.

La instalación de un gran número de detectores de humo en el hogar puede maximizar la protección contra incendios y asegurar la vida de los moradores de la propiedad. Es muy notorio que en la mayoría de los casos los detectores de humo no funcionan correctamente porque el incendio no reacciona con la cantidad de humo necesario para disparar la alarma, lo que puede provocar una tragedia en el hogar. Tomar las pertinentes medidas de seguridad puede hacer que estos aparatos funcionen al máximo, a esto sumarle el correcto mantenimiento del dispositivo. Las llamas deben de estar a una distancia de 7 metros del detector, considerándose este el primer aspecto a tomar en consideración a la hora de instalación. De acuerdo al tipo de detector de humo utilizado en el hogar es que se realizaran los mantenimientos pertinentes, es por ello que conviene tener ideas de cuales son los fallos más habituales de este dispositivo.Este mantenimiento es realizado para evitar la suciedad acumulada por el polvo y el paso del tiempo. Nunca se puede dudar la colocación de un detector de humo en el hogar , puesto que es una medida de protección muy efectiva y segura ,es sólo que se debe conocer todos los elementos correspondientes al dispositivo para optimizar su trabajo y reducir las fallas que el mismo pueda traer consigo.

Actualmente existen dos tipos de detectores de humo, uno de ionización y los detectores fotoeléctricos. Todos los detectores, en su gran mayoría, trabajan con baterías con una capacidad de 9 voltios y estas tienen un periodo de vida de aproximadamente 1 año, aunque debe de ser supervisada su función durante este tiempo, ya que puede dar falla al dispositivo un mal funcionamiento de las pilas o baterías. Si el detector de humo se activa sin ningún tipo de motivo, necesario que lo movamos unos pocos metros de distancia, esto no quita que sea uno de los medio mas factibles contra la prevención y la detección de algún incendio. Todos los detectores, no importa su tipo, deben de ser reemplazados cada 10 años, puesto que es este su limite de vida útil. Estos, con un sin numero de elementos mas, son algunos de los aspectos a tomar en consideración a la hora de elegir un detector, también puede ser la capacidad de movilización del propietario del hogar, puesto que existen aparatos aptos para el mantenimiento por parte de discapacitados. No obstante sus límites pueden ser reducidos si se sostiene un correcto mantenimiento y supervisión del mismo.


Publicaciones relacionadas:


Deja un comentario