Dividir un apartamento


   


 Dividir un apartamento.

Muchas personas se cuestionan en relación a la segregación de un piso en varias partes , estas inquietudes pueden surgir por varios motivos , ya sea por el deseo de una familia de incorporar el espacio para todos los hijos o por los excesivos gastos de mantenimiento que trae consigo el habitar en una vivienda de mas de 100 metros cuadrados. Antes de realizar este paso, la persona debe de contar con un asesor o un experto en la materia para dar conocimiento de todos los pasos al propietario. La aprobación de la comunidad es el primer paso que se debe de realizar, si la comunidad no aprueba la decisión puede que la idea se vea plasmada desde sus inicios. Muchas personas se han dado cuenta que resulta mucho mas fácil vender una vivienda cuando el piso esta en pequeñas porciones que venderla cuando se encuentra con toda su extensión. Todo esto resulta de las complejidades que sufren muchas personas a la hora de obtener un espacio para vivir, como consecuencia de los precios inmobiliarios.

Este proceso es amparado por la ley siempre y cuando se realice por la vía correcta. Es por eso que en el artículo 8 la ley de propiedad horizontal establece que a la hora de proceder a la segregación, las personas deben de contar con la aprobación de la junta de propietarios. Si una persona no desea que en su comunidad un propietario realice la segregación no requiere argumentar las causas a la hora de emitir su voto, sin embargo el propietario puede apelar la decisión. La ley de suelo, es otra de las ordenanzas que avalan la segregación, esta ley se encargara de distribuir correctamente la vivienda en los espacios requeridos. Los espacios, para ambos casos, deben de exceder los 30 metros cuadrados, además de que debe de poseer ciertos aislamientos como un muro que divida ambas viviendas y aislamiento acústico y térmico. Un proyecto técnico debe de ser realizado por un arquitecto previo al proceso de segregación, quien determinara los límites territoriales de ambos pisos.

 En el aspecto legal se debe de realizar una segregación de la escritura, este es un proceso realizado por un abogado de oficio. Es recomendable que los propietarios tengan conocimientos de la ley de urbanismo que regula su municipio, puede que todas sean iguales pero siempre pueden salir algunos puntos que difieren entre si.

Los profesionales que participan en el proceso de segregación de una vivienda son los arquitectos, el cual puede ser un arquitecto de oficio o un arquitecto técnico, el abogado, un notario y una persona que registre las nuevas propiedades. No podemos determinar si es recomendable o no proceder a la segregación de un piso, esto será determinado por las necesidades y los recursos que posea el propietario. Sin embargo, este debe de realizar un estudio minucioso de las ventajas y las desventajas que contiene la división, como los gastos en el proceso y la manera de rentabilidad, de manera que no pierda dinero sino que más bien resulte beneficiado. Muchos ciudadanos españoles consideran que es la vía más factible de deshacerse de una vivienda, ante los precios tan elevados de los bienes inmuebles en Europa, otras consideran que es una fuente de rentabilidad extensa si se destina a un piso de alquiler. Dividir un piso en dos no es una cuestión de días, es una tarea que implica mucho trabajo legal, lo cual en la mayoría de los casos suele ser más trabajoso que la construcción en general. Los gastos totales pueden superar los 2000 euros, depende de los profesionales que contratemos y sobre todo de la magnitud de la vivienda, esto puede aumentar aun más el presupuesto.

 


Publicaciones relacionadas:


Deja un comentario