Edificios y modo de vida



Edificios y modo de vida.

Significación de un modo de vida. Si partimos del conocimiento que la “propiedad horizontal” no ha nacido ni ha sido producto del azar, podemos afirmar que resulta respuesta a un determinado “modo de vida” y al mismo tiempo es condición para este. Es simultánea y alternativamente, causa y efecto, origen y consecuencia.

Y si ahora se intenta un juicio de valor sobre este hecho desde el punto de vista de su relación con la vida de los que están involucrados en él, las posibilidades se diversifican, se internan en disciplinas no específicamente arquitectónicas y los límites de la tarea se encontraran no ya en la extensión o la profundidad sino en el sentido con que se lo enfoque; porque una valoración de la significación de la “propiedad horizontal” como modo de vida implica una toma de posición con relación a la totalidad de un sistema. Vivimos en una realidad “dada”, a cuyo hacerse contribuimos diariamente de grado o por fuerza, y en la que vivienda y ciudad entretejen su crecimiento, desplegando su dibujo en la trama, con valores dominantes. Seria bastante difícil resumir aquí en forma integral, ordenada y coherente los múltiples factores que integran esa realidad y anudan en ella una complicada red de causas y efectos que no se encadenan línealmente, sino conmutacionalmente, retroalimentándose.

Sin embargo, es posible abrir en rápido abanico la gama de situaciones que interactúan con relación al tema que venimos mencionando. Para comenzar, cabe la pena señalar que la vivienda en general, y esta en particular, lejos de encararse como un derecho al que todos deberíamos poder acceder, mas lejos aun de entenderse como función social, ha sido tratada como objeto de consumo, sujeta a la oferta y la demanda comercial, sometida a toda clase de manoseos en aras de la especulación financiera, lo que no debe extrañar a una sociedad que se ha venido estructurando de tal modo que sus edificios-símbolos mas notables no son ya el templo o la comuna, sino las redes bancarias o los locales de comida rápida.

Luego se puede señalar la existencia de un encuadramiento sociológico y de una escala de valores tácitamente aceptada, en base a los que se asume como pauta deseable vivir en las grandes concentraciones urbanas y por los que muchas personas que ya residen en ellas renuncian a la vida “de barrio” (todavía signada por el intercambio de persona a persona y por relaciones comunitarias aun vigentes) y abandona casas no muy “modernas” pero dotadas todavía de aire y sol, de verde y de locales de medidas generosas a favor de un departamento “céntrico” para quedar prisioneros en el anonimato de la aglomeración. En la superficie de esta situación podemos encontrar razones aparentemente lógicas tales como mayor “confort”, menores trayectos, “menos para limpiar”, mayor tiempo en familia, etc., a cada una se puede contraponer una desventaja en general mas grave: pérdida de la independencia, servidumbres de vistas y de usos, ruidos y hollines, falta de libertad para los niños, etc.

En las raíces profundas de este hecho pueden hallarse, en cambio múltiples motivaciones, menos explícitas pero no menos reales: los mitos generados por la propaganda, las imágenes “vendidas” por los medios de comunicación y por los espectáculos, la búsqueda de prestigio, la competencia en el ascenso de la pirámide. A todo ello se puede agregar un rico inventario de padecimientos que excede los limites del hecho “propiedad horizontal” (en el que sin embargo encuentran su mas abundante fuente) para extenderse a la casi totalidad de la vida ciudadana: polución del aire, congestión del transito, polución audiovisual, dificultades de abastecimiento, interferencias de actividades, colisión con el prójimo, tensiones emotivas, diversiones alienantes, conductas agresivas, escapismos de “fin de semana”, etc.


(Fuente de la información: Flavio Gorelik Zonis, Argentina )

Para citar este articulo en formato APA: Revista ARQHYS. 2012, 12. Edificios y modo de vida. Equipo de colaboradores y profesionales de la revista ARQHYS.com. Obtenido , de http://www.arqhys.com/arquitectura/edificios-significados.html.