Escrituras de una vivienda


   


Escrituras de una vivienda. A la hora de comprar una vivienda se inicia una serie de papeles para la concesión de la nueva propiedad, desde papeles de bancos, cheques de impuestos y la realización de una escritura.

Esta última parte tiene el objetivo de sellar el contrato. No es un elemento obligatorio en la compra de una vivienda, pero si es un aspecto a tomar en consideración como una seguridad legal en la operación, aunque no porque se trate de un documento opcional exige bajos recursos económicos. La concesión de una escritura es una de la parte más costosas del proceso de compra y venta de una propiedad ya que supone doble gasto.

 Se debe de costear un notario para la realización de una doble escritura, una escritura para la vivienda y una para el banco, ambas deben de ser depositadas en el Registro de Propiedades. Los impuestos tienen que ser abonados en el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales, si se trata de una vivienda ya usada, y del IVA si se trata de una vivienda nueva.

En mucho de los casos la presencia de una escritura, en la operación de compra y venta de una vivienda, se realiza a petición de la entidad bancaria que haya facilitado el préstamo hipotecario al comprador. Las negociaciones son realizadas en el despacho de un notario, estas ponen fin al proceso con la entrega de las llaves al nuevo propietario donde este, en la mayoría de los casos, desembolsa el último pago de la vivienda.

En una situación previa a la escritura, se firma un contrato privado entre el vendedor y el comprador donde aparecen los datos de ambos sujetos y las características de la vivienda además de las condiciones legales bajo las cuales esta procesando el negocio. Más tarde este contrato pasa a manos de un profesional en la materia, notario, quien se encarga de darle otra validez a lo acordado entre ambas partes, ofreciendo mayor seguridad jurídica y mayor garantía en el proceso.

Cuando se esta negociando con una vivienda usada, la escritura debe de albergar las partes obtenidas en la nueva vivienda. Al finalizar el proceso, el notario esta en la obligación de leer pausadamente lo pactado en la escritura para que ambas partes tengan conocimiento de lo realizado. Si las personas no acceden a realizar una escritura como parte del proceso, se puede perder el préstamo hipotecario por parte del banco además de la seguridad jurídica que manifiesta la operación.

En el caso donde se pierdan las escrituras y el propietario quiera escriturar, una copia es guardada durante un lapso de 25 años en el despacho del notario , posteriormente pasa a formar parte de los archivos de Registro Nacional. Es muy importante que se tome en cuenta el valor real de la vivienda debido a que esto puede traer problemas muy consecuentes entre el comprador y la entidad encargada de exigir el pago de los impuestos.

Sucede que una vez comprada una vivienda, el beneficiario tiene el deber de pagar un total de impuestos igual al desembolsado en la compra. Muchas personas después de comprar o adquirir una vivienda tienen la osadía de colocar un precio inferior en las escrituras para pagar menos impuestos, estas personas tienen el riesgo de ser sancionados por las entidades correspondientes ya que las mismas tienen la responsabilidad de velar por el pago eficiente de impuestos al estado.

Lo anterior es considerado una práctica ilegal que en muchas ocasiones es sancionada con la cárcel, en otros casos, con la indemnización del valor que fue restado de la operación. En conclusión es muy necesario la realización de una escritura, esto forma parte de la compra y venta de una propiedad y ofrece mayor garantía y valía en el proceso para que ambas partes se sientan seguros y confiados en lo que están realizando. Equipo arquitectura y construcción de ARQHYS.com.


Publicaciones relacionadas:


Un comentario

  1. JAVIER ELÍAS says:

    Hola, quiero saber como puedo cancelar la compra de una vivienda de la cual ya firmé escrituras pero recientemente hablé con una persona que vive en el fraccionamiento donde compré y me platicó todos los problemas que actualmente aquejan a todos los propietarios de ese lugar: casas mal hechas,en terreno no apto, las casa se hunden, no hay adecuado drenaje, la luz se va muy seguido, inseguridad debido a que hay en el fraccionamineto una gran cantidad de casas invadidas, no hay recolección de basura, diran uds. como no me fijé antes pero la inmobiliaría solo me llevo a donde están las casas que aún no se ocupan y no vi nada sospechoso, aunque se me hace raro que no me entreguen a tanto tiempo de haber firmado.

Deja un comentario

*