Pisos laminados. Información importante


   


 Pisos laminados y su instalación.

piso laminado instalacionLos pisos laminados fueron introducidos en Chile en 1996, son perfectos para el recubrimiento para el suelo, ya que es una excelente y nueva alternativa. Hoy en día los pisos laminados nos proporcionan una decoración muy agradable y a bajo costo. Además nos proporcionan seguridad, comodidad, y elegancia. Debido a su composición nos permiten una fácil limpieza y un eficiente comportamiento contra quemaduras de cigarro, productos abrasivos, y golpes. Dependiendo de sus necesidades podemos ofrecerle el producto adecuado, tomando en cuenta el tráfico al que estará expuesto y su uso especifico. Estos pisos se pueden utilizar en pequeños departamentos o en grandes residencias.

Características:

  • Decoran y son funcionales.
  • Fáciles de limpiar.
  • Resistentes.
  • Ideales para cualquier decoración.
  • Excelentes en Oficinas.
  • Se pueden cubrir pequeños espacios hasta grandes superficies.

Composición:

  1. Cubierta altamente resistente a la abrasión, hecha de resina melamina
  2. Cubierta con vetas impresas
  3. Panel soportante HDF altamente comprimido
  4. Superficie repelente a la humedad

Un piso laminado se compone de 4 capas:

  • Una capa superficial protectora, transparente, resistente a la abrasión y ralladuras.
  • Una capa de diseño impregnada con resinas, sobre la cual se imprimen patrones tales como madera, piedra u otros diseños.
  • Una tercera capa de soporte, resistente a la humedad, fabricada con tableros HDF que incorporan pegamentos repelentes al agua.
  • Una capa de contratracción de melamina impregnada con resinas, que asegura estabilidad en la forma de cada panel.

Qué ventajas tiene sobre un piso de madera tradicional? Precio más conveniente, instalación fácil y rápida, mantención fácil, no requiere encerado ni sellado.

Materiales para la instalación.

  • Escuadra
  • Serrucho
  • Cierra eléctrica
  • Tensión Strap
  • Piso Laminado
  • Huincha Métrica
  • Lapiz
  • Marcador
  • Tijeras
  • Pegamento
  • Martillo.

Usted puede instalar el piso laminado sobre un piso existente siempre y cuando sea parejo y sólido. La capa aislante se encargara de las irregularidades y absorbera los pasos haciendo que su piso quede silencioso. Verifique que sus puertas puedan cerrar en caso que instale el piso sobre un piso existente. Si usted planea cubrir una habitación completa, mantenga una distancia de 1/4″ para permitir la expansión y contracción. Usted podrá ocultar estos espacios con el uso de molduras.

Instalación del aislamiento:

  • Mida el área de la superficie que pretende cubrir, y agregue un 10%.
  • Retire cualquier moldura y puertas dentro del área a cubrir.
  • Los tablones del piso necesitarán un espacio adicional para calzar en los marcos de las puertas. Ubique el aislamiento junto con un tablón de piso para calcular el espacio que se necesita y con un serrucho corte el espacio necesario en cada unos de los marcos.
  • Instale el aislamiento. Asegúrese de que en los bordes no sobre material, una con cinta adhesiva las tiras de aislamiento para que estas no se muevan ni se suban unas sobre otras. Cree un espacio entre la capa de aislamiento y las murallas usando los espaciadores.
  • Aparte de eliminar el ruido del piso laminado, el aislamiento le entrega suavidad al piso que se sentirá al caminar sobre este. El aislamiento viene en rollos o en pedazos separados. Si usted esta instalando el piso laminado sobre un radier de cemento, utilice una capa de plástico como primera capa para prevenir la humedad.

Nota. Además de su fácil instalación y mantención, los pisos laminados pueden soportar casi cualquier prueba de resistencia: color durable, productos químicos, tacos altos, muebles pesados y variaciones de humedad. Ayuda a preservar el medio ambiente y mantiene vivo el entusiasmo por la madera. Debido a la composición de su centro, hecho principalmente con fibras de madera, comprimidas en una muy extrema y alta densidad; los pisos laminados son un producto amigo del medio ambiente. Este es además es higiénico, ya que su pulida superficie no retiene polvo ni suciedad. La mantención es muy fácil. Simplemente limpie el piso laminado con una aspiradora o un paño y listo, su piso está como nuevo.


Publicaciones relacionadas:


Deja un comentario