La palanca



Las palancas

La palanca es una máquina simple que se emplea en una gran variedad de aplicaciones. Probablemente, incluso, las palancas sean uno de los primeros mecanismos ingeniados para multiplicar fuerzas.

Es cosa de imaginarse el colocar una gran roca como puerta a una caverna o al revés, sacar grandes rocas para habilitar una caverna.

Con una buena palanca es posible mover los más grandes pesos y también aquellos que por ser tan pequeños también representan dificultad para tratarlos.

Básicamente está constituida por una barra rígida, un punto de apoyo o Fulcro y dos o más fuerzas presentes: una fuerza a la que hay que vencer, normalmente es un peso a sostener o a levantar o a mover, y la fuerza que se aplica para realizar la acción que se menciona.

La distancia que hay entre el punto de apoyo y el lugar donde está aplicada cada fuerza, en la barra rígida, se denomina brazo. Así, a cada fuerza le corresponde un cierto brazo.


Como en casi todos los casos de máquinas simples, con la palanca se trata de vencer una resistencia, situada en un extremo de la barra, aplicando una fuerza de valor más pequeño que se denomina potencia, en el otro extremo de la barra.

Complementos sobre la palanca.

Aplicaciones de la palanca

Tienen cientos de aplicaciones, se pueden usar como un remo, un destornillador, unas tijeras, unas pinzas y una carretilla de mano son palancas.

La función es amplificar una potencia para así vencer mas fácilmente una resistencia. Toda palanca utiliza un punto de apoyo llamado, FULCRO determinan su desarrollo mecánico.

Para citar este articulo en formato APA: ( ARQHYS. 2012, 12. La palanca. Revista ARQHYS.com. Obtenido , de http://www.arqhys.com/arquitectura/palanca.html.)




Un comentario

  1. fatima ramirez says:

    esta original!!!!! me hizo de gran ayuda me saque un 10 en ciencia mm!! mwe encantan los dieses son geniales.Graxias se los agradezco muxo sigan dando mas informacion genial ok saludes mmmmmmmmm grax mil graxias

Deja un comentario