Termas romanas



Termas romanasTermas romanas.

Los romanos inventaron el sistema de hypocausto que es calefacción subterránea a través de muros y pisos.

Este sistema llevaba a través de tubos, el vapor caliente a todas las habitaciones requeridas, reemplazando los viejos braseros para temperar una habitación.

Los baños en las villas romanas se llamaban balnea y cuando eran públicos thermae.

Junto a los gimnasios y palestras van apareciendo los baños, salas de masaje, reposo etc.

Los que se convirtieron en grandes centros populares de la vida social. La calefacción por hipocausto permitía una temperatura regular en todo el año. Ya en las termas de Pompeya parecieron los baños con piscina abierta (natatio), baño caliente (caldarium), baño frío (frigidarium)y un baño de vapor (sudatorium).


En un comienzo aparecen como salas alineadas; tanto para entrar como para salir se sigue el mismo camino, atravesando por todas las salas.

Las termas grandes denominadas imperiales reúnen diversas ventajas. Grupos simétricos de salas secundarias rodean el conjunto de las grandes piscinas cubiertas.

Ya bajo Augusto se inicia la tradición de las termas imperiales, que fueron:

  • Trajano, 109 d.C.
  • Caracalla, 206-16 d.C.
  • Diocleciano, 298-306 d.C.

Complementos sobre Roma.

El programa de estas termas ofrece:

  • Para la cultura física privada, baños independientes, salas de masaje y reposo.
  • Para los placeres del baño en común, grandes salas de baño, desde el frigidarium, el tepidarium hasta el caldarium.
  • Para el deporte: la piscina abierta, natatio y la palestra.
  • Para las reuniones sociales corredores y galerías, jardines con edificios marginales (ninfeos, pabellones y tabernae).
  • Para la cultura intelectual. bibliotecas y salas de conferencias.

Amplias bóvedas de cañón de arista cubren el espacio. Las diferentes alturas del edificio determinan un apoyo escalonado en las zonas de mayor empuje.

Las salas mayores abovedadas ampliamente en el centro, son apoyadas por numerosas pequeñas salas en su derredor, que sirven de equilibrio.

En las grandes termas los principios de la arquitectura romana racionalidad, economía, espacialidad, axialidad, simetría y monumentalidad alcanzan su máximo apogeo.

Eran edificios donde se podía hacer innovaciones arquitectónicas, ya que no estaban sometidos a presiones sociales fuertes; eran solo un edificio de entretención, de allí, que sin proponérselo, se hayan convertido en la tipología arquitectónica más interesante, sobretodo a la hora de apreciar los magníficos espacios interiores romanos.

Para citar este articulo en formato APA: Revista ARQHYS. 2012, 12. Termas romanas. Equipo de colaboradores y profesionales de la revista ARQHYS.com. Obtenido , de http://www.arqhys.com/arquitectura/romanas-termas.html.




Un comentario

  1. edi says:

    Mas informacion sobre su construcion