Suelo cemento


   


Suelo cemento.

El suelo estabilizado con cemento o simplemente suelo cemento se obtiene vertiendo sobre el mismo una simple mezcla de cemento portland, en un porcentaje que varía entre un 7 y un 12% atendiendo al tipo de suelo, tierra con características especificas en cuanto al tamaño de sus partículas, aditivos más agua para lograr hidratar la mezcla y compactarla.

Las expectativas del producto después del fraguado contemplan su resistencia, durabilidad y su resistencia al agua. La mezcla específicamente se hace con una relación de 2:1 de tierra pasada por un tamiz con aberturas de 0.5 cm y arena común, y naturalmente cemento portland cuya dosis se calcula como porcentaje del material seco, la tierra que recibirá la mezcla durante el apisonamiento puede tener un 18% de humedad, los porcentajes idóneos para esta son de un 70 a 80% de arena, de un 20 a 30% de limo y de un 5 a un 10% de arcilla.

La razón de estos porcentajes es que cado uno ofrece comportamientos distintos ante la resistencia del suelo, si presentan mayor proporción de arena requerirán mayores cantidades de cemento y de ser mayormente arcillosos precisaran la presencia de mas arena, en el caso de los suelos limosos que presentan un 50% de arena para su estabilización solo se necesitara un 10% de cemento. El porcentaje de humedad adecuado debe ser entre el 8 y el 16%, que sería un porcentaje similar al que suelo posee antes de los trabajos de excavación, existe una forma práctica de comprobar si nuestro suelo posee la consistencia deseada, con tomar un puñado de este y apretarlo en la mano podremos saberlo, si el puñado se cohesiona sin ensuciar la mano y la porción compactada puede partirse en dos entonces tenemos un suelo con la consistencia adecuada.

Para la ejecución del suelo cemento son conocidos dos métodos de construcción atendiendo al lugar donde la mezcla es realizada, siendo estos Mezcla en obra y Mezcla en planta o a distancia, la más usada es la realizada en obra, dado que el suelo cemento es mayormente utilizado para pequeñas construcciones. Pared de suelo apisonado. Para llevar a cabo la construcción de una pared de suelo apisonado de manera previa será necesario que construyamos un encofrado o armazón que nos servirá de molde, es preciso que el armazón cuente con la resistencia suficiente para soportar el empuje lateral que se producirá al compactar el suelo con el pisón.

Necesitaremos dos clases de pisones, uno metálico de base rectangular de 336 cm2, y un peso de 8,3 Kg y uno de madera de 4,2 Kg y 56 cm2 de sección que será necesario para los lugares de difícil acceso. Se rellenara el encofrado con capas de 20 cm de espesor buscando que luego del apisonamiento estas alcancen los 10 cm.  Para darnos una idea de duración y cantidad de operarios necesarios para realizar una obra de este tipo citaremos el dato de que para efectuar el apisonamiento de un área de 0,35 m2, se requiere de algunos 130 golpes de pisón por capa desde una altura promedio de 0,35 m. para el armado de un encofrado doble requeriremos de 4 operarios durante 2 horas, para el apisonamiento del suelo serán necesarios la misma cantidad de operarios durante 4 horas y el tamizado de la tierra tendrá una duración de 4 horas y puede ser realizado por un solo operario. Equipo arquitectura y construcción de ARQHYS.com.


Publicaciones relacionadas:


Deja un comentario

*