Tolerancias superficiales del concreto fresco


   


Tolerancias superficiales del concreto fresco.

Tolerancias superficiales del concreto fresco Durante mucho tiempo, las tolerancias superficiales del piso fueron medidas colocando una regla de 3 metros de largo (10 pies) a lo largo de la superficie. La calidad de la superficie se basaba en la diferencia de elevaciones entre el punto más alto y el más bajo. Si la diferencia era pequeña, el piso era considerado plano y si representaba una diferencia mayor, obviamente se clasificaba como piso no plano.

De esta manera y siguiendo el criterio mencionado, la regla era movida de una ubicación a otra en todas direcciones, para asegurarse que la superficie fuera lo más plana posible. En años recientes se desarrollaron otros métodos para medir las tolerancias superficiales de los pisos, ya que los nuevos equipos usados en las áreas de almacén requerían de pisos más planos para su óptima operación, así como estándares más confiables para su medición.

El sistema de números F ofrece una ventaja muy importante sobre el sistema tradicional de medir la planicidad con la regla de 3 metros, ya que la información es almacenada y guardada en una pequeña computadora, por lo que ahora se puede identificar específicamente qué área del piso no esta cumpliendo con la especificación y cuál si lo hace. Este nuevo método busca diferencias de elevación tanto en distancias cortas como largas, analizando los resultados empleando funciones estadísticas. Las diferencias de elevación en distancias cortas nos dicen si la superficie presenta demasiadas crestas y valles, es decir, qué tan ondulado o qué tan plana es la superficie, mientras que el análisis de distancias largas nos permite saber el grado de inclinación que presenta la superficie del piso, es decir su nivelación, permitiendo conocer de manera cuantitativa el grado de planicidad y nivelación del piso.

El Instituto Americano del Concreto (ACI) recomienda medir la planicidad del piso dentro de las primeras 24 horas después de la colocación y preferentemente antes de las 72 horas. En el método anteriormente usado para medir la planicidad se podía conocer la profundidad de los valles en el perfil de la superficie del piso, sin embargo, no era posible conocer la frecuencia de las “olas” en la superficie, por lo que prácticamente sus resultados no son del todo aprovechados. El sistema de números F, también conocido como “números fase del perfil del piso”, consta de 2 números que describen la calidad superficial del piso, el primero indica el valor de la planicidad (Ff) por sus siglas en inglés (floor flatness) y el segundo número indica la nivelación (Fl) también por sus siglas en inglés (floor levelness).

Los resultados se presentan ya sea en sistema inglés o métrico y como quiera que sea el resultado (números f) es adimensional. La manera correcta de anotarlos es siempre primero el valor de la planicidad seguido del valor de la nivelación, divididos por una línea diagonal (Ff/Fl). Existen aparatos para medir los números f, aunque siguiendo la formulación se pueden medir con nivel óptico. El aparato más comúnmente empleado para la medición de números F es conocido como dipstick. La manera de realizar las mediciones y de calcular los números F se detallan en la norma ASTM D-1155 (método estándar para la determinación de la planicidad y nivelación del piso, empleando el sistema de números F).

El rango de valores de números F es desde los pisos convencionales con valores Ff /Fl 15/13 hasta los de pisos super planos con valores superiores a 50/50. Obviamente el grado de complejidad de las técnicas de colocación y acabado se incrementa de acuerdo al requerimiento de planicidad y nivelación, lo que lleva también al incremento en el costo de la colocación. Por ejemplo, los pisos Ff /Fl 15/13 se pueden lograr enrasando el concreto con regla manual y empleando flotas convencionales para nivelar la superficie, mientras que en el otro extremo un piso súper plano se logra normalmente haciendo franjas de colado no muy anchas, enrasando con regla vibratoria, empleando herramientas manuales para la corrección de planicidad entre las operaciones flotado y realizando varias pasadas de cada una de las etapas del proceso constructivo.

Tolerancias superficiales del concreto fresco2

Para mayores detalles de técnicas constructivas recomendadas véase la tabla 6.10-2 y 6.10-3 o consulte la publicación del ACI 302 sobre construcción de losas sobre el terreno. Lo importante es especificar los valores de planicidad de acuerdo a las necesidades que nos dicte el uso del piso, ya que para evitar costos de construcción y para facilitar la construcción los pisos no deben ser más planos o nivelados de lo necesario. Por ejemplo, áreas peatonales no necesitan ser especificadas con valores superiores a Ff/Fl mayores de 20/15, pisos con tráfico ligero de montacargas convencionales pueden estar en el rango de Ff/Fl 20/15 a 30/20 al menos que por el uso de un equipo especial se determine lo contrario.

Los fabricantes de montacargas pueden ayudarnos a conocer los valores de Ff/Fl recomendados para el mejor aprovechamiento de los equipos. Pasillos muy angostos con racks de almacenamiento considerablemente altos pueden necesitar superficies muy planas (Ff/Fl 50/50 o mayores). Como conclusión, el sistema de números F no fue desarrollado para encontrar culpables, sino para contar con un método de medición de planicidad y nivelación que permita y facilite el contar con piso planos y super planos, ya que mediante mediciones en cada colado nos permite identificar las técnicas constructivas que en mayor medida mejoren los valores de números F, y las podamos repetir en los colados posteriores.

Adicionalmente, en la actualidad el sistema no nada mas es usado para pisos super planos con áreas de almacén de pasillos angostos y racks altos, sino que también es usado por diseñadores y propietarios de todo tipo de pisos industriales que buscan conocer el nivel de planicidad que sus contratistas le entregan, y de esta manera cuantitativa se aseguran de cumplir la especificación realizada.   Gracias al colaborador Erick P. Almonte por enviarnos este material para ser publicado en ARQHYS.com.


Publicaciones relacionadas:


Deja un comentario

*