Tratamiento de la Madera


   


Tratamiento de la Madera.

Tratamiento de la Madera Para poder utilizar la madera de la mejor manera posible, protegerla y garantizar un largo periodo de vida útil es necesario aplicarle a esta los acabados y tratamiento de la madera, este tratamiento va a depender del uso que se le piense dar a la madera y de las condiciones físico-mecánicas y climáticas a la cual estará expuesta, así también de la especie de madera que en cada caso se trate.

Tras que el árbol ser seleccionado, para procesar la madera se siguen los siguientes pasos: el primer paso es el apeo que consiste en cortar el árbol por el tronco, es preferible cortar el árbol cuando la circulación de la savia es baja, esto ocurre en invierno, luego se pasa al proceso de eliminar la savia por medio de un lavado que se le hace a la madera. El último procedimiento a seguir es el de secado, que tiene como fin que la madera no se ponga en movimiento luego de ser utilizada. También el secado reduce el peso de la madera, que es útil para su transporte y por ultimo secar la madera evita que esta se pudra que los hongos avancen en su superficie e interior.

Tratamiento de la Madera

En el proceso de secado de la madera intervienen diferentes factores como son la humedad, la temperatura a la que este expuesta y la velocidad del aire en el entorno. La madera debe llegar a un grado de humedad similar a las condiciones ambientales donde vaya a utilizarse. Si esta madera va a ser utilizada para la fabricación de paneles o para la fabricación de muebles, se requiere que el grado de humedad sea bajo, entre un 10 o 12%. Cuando la madera es requerida para puertas o ventanas su nivel debe rondar los 14 o 15% de humedad, para las estructuras sometidas al aire y la humedad como son las vigas el porcentaje de la humedad debe ser de 21-24% y si está en contacto directo con el agua su nivel de humedad será de 30%.

En ocasiones, la superficie de la madera se seca con mayor velocidad que su interior, cuando esto ocurre solo el exterior se contrae, mientras que el interior se resiste a hacerlo y tiende a producir tensiones internas que los tejidos de la madera no la puedan resiste y las piezas de madera se quiebran. Dependiendo de las situaciones ambientales y de la calidad de la madera, pueden ocurrir problemas en el secado como son: grietas externas que son aquellas se producen cuando hay poca humedad en el ambiente, generalmente en estos casos el defecto no es muy grave.  También están los problemas de grietas internas y hundimiento de fibras, el primero ocurre cuando el secado lleva a cabo en ambiente muy seco y caliente y el segundo caso se produce cuando el secado se lleva a cabo en lugares de altas temperaturas y húmedos.

Existen diversos métodos de secado de la madera como son: el secado natural que consiste en dejar la madera al aire libre, existen otros como el secado artificial, el secado al aire, el secado químico y el secado por rayos infrarrojos. Se puede aplicar diferentes tipos de tratamientos a la madera como son la carbonización artificial que se utiliza en maderas que van a estar en contacto con el suelo, esta madera se carboniza unos cuantos milímetros para aislarla. También se puede utilizar el procedimiento del pintado que es efectivo para impermeabilizar la madera contra el agua y los agentes destructores. Otro tipo de procedimiento utilizado para tratar la madera es revestirla con clavos para protegerlas contra el ataque de organismos marinos. Equipo arquitectura y construcción de ARQHYS.com.


Publicaciones relacionadas:


Deja un comentario