Origen del urbanismo



Origen del urbanismo.

Urbanismo. Etimológica e inicialmente, la palabra urbanismo procede de la palabra latina URBS-URBIS, que significaba ciudad.

De acuerdo con este significado etimológico, el urbanismo es el conjunto de conocimientos que se refieren al estudio de la creación, desarrollo, reforma y progreso de los poblados, en orden a las necesidades materiales de la vida humana (definición de la Real Academia Española).

Urbanismo. Ciencia del diseño, construcción y ordenamiento de las ciudades. Por extensión, trazado urbano, aunque no sea planificado.

Otra definición sería que el urbanismo es el arte de proyectar y construir las ciudades de forma que sean satisfechas todas las premisas que garantizan la vida digna de los hombres y la eficacia de la gran empresa que constituye la ciudad.

También se define como la ciencia que se ocupa de la ordenación y desarrollo de la ciudad, persiguiendo, con la ayuda de todos los medios técnicos, determinar la mejor situación de las vías, edificios e instalaciones públicas, y de las viviendas privadas, de modo que la población se asiente de forma cómoda, sana y agradable.


Según todas estas definiciones y, por tanto, si el urbanismo es, entre otras cosas, el arte de proyectar ciudades, la evolución histórica del urbanismo no tiene por que arrancar desde el mismo punto de origen que el derecho urbanístico, sino que arranca desde la misma conformación de la ciudad, y ésta nace con el carácter social del hombre. Así, podría hablarse de un urbanismo histórico previo a la conformación de un derecho urbanístico.

El término Urbanismo procede de la palabra latina Urbs que en la antigüedad se refería por a la capital del mundo romano Roma. Sin embargo no fue en Roma donde la las aglomeraciones urbanas tuvieron su origen. El papel impulsor desempeñado por Mesopotamia sobre los valles del Indo Nilo Amarillo con su irradiación de la cultura el empleo y desarrollo de una tecnología aparece hoy como indiscutido.

Es posible establecer denominadores comunes a estos preludios urbanos de y sus zonas de influencia. Eran pueblos ciudades regidos por teocracias: autoridad reinante y sacerdote eran una sola persona.

Por otro lado desde sus comienzos la ha sido una continua fuente de innovaciones como consecuencia de su papel de residencia de los trabajadores especializados.

En efecto la misma de las ciudades aceleró considerablemente los culturales y sociales; se puede afirmar que revolución urbana tuvo una importancia equivalente a revolución agrícola que la precedió y a revolución industrial que la seguiría.

Hay como se ve dos aspectos fundamentales alternándose como causa y efecto producen organizaciones muy parecidas: el perfeccionamiento de la tecnología la división del trabajo.

El hombre se cuando cuenta con la tecnología necesaria para alimentos. Supera así la profunda dependencia que la subsistencia le obligaba a la recolección como consecuencia al nomadismo.

La producción queda manos de los agricultores y aparecen los de la distribución de este producto de almacenamiento del trueque de los excedentes del y destino de los productos del trueque.

La necesidad de los artesanos de los de los sacerdotes de los comerciantes es la división del trabajo. Los líderes los de todos estos sectores se transforman en clases dominantes que tienen su residencia próxima ellos. Este hecho constituye una vez establecido factor de máxima importancia.

La división del trabajo y el intercambio trueque favorecen fuertemente la productividad. Superar el del espacio es un objetivo que se tanto a la producción agrícola (fijando límites las distancias de los centros urbanos con tierras periféricas de influencia) como a la organización urbana.

Así artesanos que practican el oficio se reúnen viven y trabajan en mismas calles o barrios; más aún los de poder los sectores dominantes económicos políticos religiosos hacen lo propio: se concentran.

En definitiva el nacimiento y desarrollo de ciudad moderna quedó patente de forma muy y precisa en dos de las más civilizaciones de la antigüedad: La Civilización Griega la Civilización Romana.

Complementos sobre el urbanismo.

Para citar este articulo en formato APA: Revista ARQHYS. 2012, 12. Origen del urbanismo. Equipo de colaboradores y profesionales de la revista ARQHYS.com. Obtenido , de http://www.arqhys.com/arquitectura/urbanismo-origen.html.