Utilizacion de cemento rapido


   

 El cemento rápido, como su nombre lo indica, es un tipo de cemento que se utiliza instantáneamente, el proceso de secado es muy diferente del cemento convencional.

Hay que considera que el proceso de secado de este tipo de cemento debe de tener un periodo de tiempo muy pequeño para que no se fragüe el material. El tiempo por lo regular es mucho menos que 30 minutos, este tipo de material es utilizado en los trabajos de albañilería que exigen cierta rapidez, hay que destacar que no es lo mismo fraguado que endurecimiento, el fraguado es el tiempo durante el cual el cemento una vez amasado con el agua mantiene cierta trabilidad mientras que el endurecimiento es un proceso que parte de esto y puede tardar inclusive años, dependiendo del tipo de cemento que se utilice.

El cemento rápido es utilizado en reparaciones que requieren rapidez, para una tubería o también para los agujeros de la pared. Lo mas natural es que el proceso de fraguado dure algunas horas sin embargo cuando se utiliza el cemento rápido este proceso se acelera y tarda menos de 30 minutos. Algunos trucos a considerar durante la utilización de este tipo de cemento es que se debe de mover de una forma constante para que mantenga una textura adecuada además de que el proceso de vertido se debe de realizar poco a poco , evitando que de esta manera se malgaste el material.

Para lo anteriormente mencionado los trabajadores deben de tener conocimiento acerca de la cantidad de cemento que desean tener para evitar que el mismo sea derrochado además de que esto puede ser un obstáculo en el proceso. Las aplicaciones del cemento rápido son variadas, puede ser utilizado tanto en la parte externa como en la parte interna de una edificación. A la hora de emplear este material hay que leer las instrucciones que nos ofrece el fabricante puesto que esto no puede servir de guía. El Instituto Español del Cemento y sus Aplicaciones recomienda utilizar este producto en pequeñas cantidades, así mismo evitar la formación de ciertas nubes de polvo y para evitar inhalaciones y daños a la salud , utilizar equipos especializados.

Algunos de estos equipos pueden ser guantes o gafas con el objetivo de evitar el contacto directo con el material. No se recomienda mezclar los cementos puesto que las características de cada uno de ellos pueden no ser equivalentes y provocar fraguados a diversas velocidades, además de que presenta durabilidad muy distinta. A ciencia cierta no podemos establecer ventajas o desventajas de este cemento ante el tipo de cemento convencional puesto que la diferencia estriba solamente en el tiempo de fraguado, las mismas características son presentadas sin embargo difieren en la velocidad de fraguado y en los materiales utilizados para su fabricación.

La resistencia de ambos cementos es proporcional al tiempo que transcurra desde el proceso de fraguado , ya para los 28 días es posible que el cemento este experimentando su máxima resistencia , sin embargo esto va a variar de acuerdo al tipo de cemento y sus materiales. El precio es una de las ventajas de este cemento, supone mayor rápido proceso de fijación y su costo no varia mucho en relación con el cemento tradicional.

Este tipo de cemento también proporciona una mayor dispersión del material en la mezcla, además de que permite que se realice un trabajo limpio en su totalidad. Antes de proceder a comprar el cemento recomendamos al lector a empaparse de conocimiento acerca de las variedades que se encuentran en el mercado y a sus necesidades, además de los precios más característicos.

Equipo arquitectura y construcción de ARQHYS.com.




Deja un comentario