Partes de una carretera


   


Partes de una carretera.

La vía es la zona de rodadura o calzada, superficie pavimentada, los carriles de circulación y los arcenes son elementos que aparecen de modo casi constante en una carretera convencional o en una autopista. Los carriles de circulación y los arcenes son dos zonas se delimitan mediante pintura. Las bermas son bandas de terreno despejado destinadas a mantener la calzada libre de sólidos que pudieran obstaculizar la circulación de vehículos, como posibles piedras caídas de taludes. Las cunetas se integran dentro de un sistema más complejo denominado drenaje.

Estas son diseñadas para el desagüe efectivo de la carretera y evitar también la entrada de agua desde el exterior. Los guardarraíles o quitamiedos son barreras destinadas a reducir el riesgo de salida y de vuelco de vehículos que pierdan el control. En algunas autopistas y carreteras existen guardarrailes para la circulación de vehículos de mantenimiento y de vehículos agrícolas que se desplazan a baja velocidad como los vehículos de mantenimiento y de vehículos agrícolas. para revestir carreteras, impermeabilizar estructuras, como depósitos, techos o tejados, y en la fabricación de baldosas, pisos y tejas se utiliza el Asfalto.

Esta es una sustancia negra, pegajosa, sólida o semisólida según la temperatura ambiente que no debe ser confundida con el alquitrán que al igual que esta que es también una sustancia negra, pero derivada del carbón, la madera y otras sustancias. El asfalto usado hoy en día es artificial, derivado del petróleo. Existen muchas referencias en el antiguo testamento, en los libros de génesis y el éxodo de que en la antigüedad los pobladores utilizaban este material por sus propiedades impermeabilizadoras como material para calafatear barcos. En los pozos o lagos es donde los depósitos naturales de asfalto suelen formarse.  http://www.arqhys.com


Publicaciones relacionadas:


Deja un comentario

*