Entropía de la tierra



Entropía de la tierra por la intervención humana.

Entropía de la tierraLa entropía representa la medida de la degradación del universo durante cada proceso natural. Este atributo puede ser concebido como el grado de disipación de la energía o fuerza que permitas que el sistema funcione, tanto si se trata de una disipación interna en el sistema como si se trata de una exportación al medio ambiente. También considerarse la entropía de un sistema aislado no puede nunca disminuir, y en todo proceso natural se produce un aumento de entropía.

Como consecuencia de nuestras demandas actuales y pasadas a los recursos y ecosistemas de la tierra, los seres humanos hemos alterado muchos de los procesos naturales de la biosfera y acelerado el aumento de la entropía en su seno. El consumo humano de energía ha puesto en cortocircuito uno de los ciclos biogeoquímicos de la biosfera, simplemente acelerando una de las fases de este ciclo a un ritmo mayor que la capacidad de la biosfera para regenerar esta energía por medios naturales. Analógicamente, se ha descubierto que oros elementos , como hierro, nitrógeno, cobre , cinc, plomo, fósforo, mercurio y estaño, han sido movilizados por el ser humano en la biosfera en mayores cantidades que por la naturaleza, a través del uso abusivo de estos recursos naturales en el medio edificado. Sin embargo, algunos arquitectos sostienen que la arquitectura, por su naturaleza ordenadora, previene los efectos de la entropía en la biosfera, y que esa es, de hecho, la finalidad del proyecto: crear un orden o un caos.

Desde luego, esta parece una simplificación exagerada del papel de la arquitectura. Ciertamente, en la práctica, la entropía de un sistema abierto solo puede aumentar. Considerando aisladamente, el sistema vivo tiende hacia un grado mas alto de orden, diferenciación y complejidad, pero a expensas de la energía ganada mediante la oxidación y demás procesos energéticos. Otros procesos, como el crecimiento, la descomposición y la muerte, representan tendencias hacia intercambios lentos dentro de un estado estable, y cada uno de ellos comporta un cierto consumo de energía. Por consiguiente, se cumple el segundo principio consumo de energía. Por consiguiente se cumple el segundo principio de la termodinámica cuando se considera entropía con relación al conjunto del sistema y el ambiente. Este hecho no hace sino subrayar el enfoque holista del ecosistema, tanto para el sistema edificado, como para su entorno.

Para citar este articulo en formato APA: Revista ARQHYS. 2012, 12. Entropía de la tierra. Equipo de colaboradores y profesionales de la revista ARQHYS.com. Obtenido , de http://www.arqhys.com/articulos/entropia-tierra.html.