Falsos techos


   


Falsos techos. Tipología.

Falsos techosLos tipos de techos, se pueden clasificar en dos: Continuos. La capa de acabado se hace con cualquiera de los revestimientos de parámetros ligeros, pintura o paneles pintados. La superficie base puede ser de dos tipos: continua en si misma o formada con placas con bordes diseñados para que sus juntas queden ocultas por el poder cubriente de la capa de acabado. Los tipos surgen de los procedimientos para conseguir esta superficie. El más tradicional es un guarnecido de yeso tendido sobre un cañizo que cuelga del forjado mediante estopadas de yeso o de mezcla de pasta de yeso con esparto.

Es un techo poco habitual en la actualidad se sustituye por alguno de los siguientes. El que tiene mayor semejanza con el tradicional es el que se consigue tendiendo ese guarnecido sobre una malla metálica formada por varillas o por metal desplegado, siguiendo unos procedimientos pocos usuales. En la actualidad, los métodos más utilizados son dos: placas de escayola, con fijación metálica o con fijación de cañas o estopadas. Y los paneles de cartón yeso. El más usual sigue siendo el de las placas de escayolas, denominadas staff. Una vez colgadas estas, se tiende sobre ellas un enlucido de yeso o un enblancado muy fino que uniformiza su superficie, sobre este la pintura final o acabado.

Piezas. Con respecto a otro tipo de falsos techos, se encuentra el tipo de techos en PIEZAS, los cuales son productos de catalogo, acaparados por una patente que ofrece una determinado fabricante; la posibilidad de introducir variaciones en el diseño original depende de cada uno de los casos. El tipo mas habitual se basa en piezas diseñadas a fin de conseguir una superficie horizontal plana que cierra más o menos de forma estanca la cámara de aire posterior.

Su función puede consistir: 

  • En organizar la superficie inferior a una cubierta ligera a fin de configurar el espacio que por si misma aquella no puede.
  • Aportar un acabado de unas determinadas características a un forjado horizontal o también inclinado.
  • Crear una cámara de aire.

Estas piezas suelen ser rectangulares o cuadradas y se fijan sobre una retícula de perfiles que constituye el soporte de todo el conjunto. Las variantes surgen de los diferentes materiales y camuflaje o exhibición de esta estructura portante. Los materiales más habituales son:

  • La escayola que forma placas o paneles que pueden ser lisas, texturazas o perforadas;
  • Las fibras minerales aglomeradas, normalmente en paneles de 60 por 60 o 60 po120cm;
  • La lana de madera, con unas medidas similares a las anteriores, y
  • Los materiales metálicos, normalmente acero lacado o aluminio con sus diversos acabados, que forman placas con rebordes levantados para dar inercia al conjunto, que por eso reciben el nombre de bandejas.

Publicaciones relacionadas:


Deja un comentario