Diseño de jardines



PROCESOS Y ESTUDIOS PREVIOS DEL DISEÑO DE JARDÍN. El jardín es un espacio abierto, acotado y controlado por el hombre para satisfacer sus necesidades de ocio y placer.

En la tradición de la religión judeo-cristiana, la palabra jardín significa lugar protegido para el disfrute. Desde las primeras civilizaciones, el jardín es el reflejo claro de la relación del hombre con la naturaleza, así como su visión del mundo ideal. Ya en la antigüedad, el jardín reflejaba esta visión del mundo ideal descrita desde la religión y la mitología y, en definitiva, desde la cosmogonía de cada cultura.

Procesos de diseño. El proceso de diseño de un jardín parte de un estudio previo del terreno y su entorno, y el análisis que servirá de base para la ordenación global del espacio. A partir de la ordenación se introducen los elementos que configuraran formalmente los espacios. Finalmente, el material y la forma de cada uno de los elementos determinaran la apariencia de aquellos, así como su evolución a través del tiempo.


Estudios previos. A través de los estudios previos se conoce el entorno físico implica obtener el máximo de información posible sobre los factores físicos que condicionen el futuro jardín. En primer lugar es necesario un plano topográfico detallado, y después, se precisa conocer la configuración geológica de la zona y su hidrografía. El clima, con todos sus diferentes factores como la temperatura, la precipitación y el viento, y el suelo son los elementos importantes a tener en cuenta durante el proceso de diseño. Es imprescindible también un estudio de la vegetación existente así como la vegetación potencial de la zona.

El estudio del entorno humano implica un conocimiento profundo del usuario del jardín, sus necesidades, aficiones y gustos. Asimismo es necesario contemplar la historia del lugar y los elementos que el hombre ha ido introduciendo: construcciones arquitectónicas o de ingeniería, parcelaciones y lindes, usos de suelo y clasificaciones y normativas urbanísticas. El estudio sensorial incluye el estudio de las vistas y ejes visuales desde y hacia el lugar, así como los volúmenes, las formas, las texturas y los tonos del terreno y su entorno. También es necesario un estudio acústico (ruidos, su intensidad y frecuencia) y olfativo. Mas artículos sobre: El jardin.

Para citar este articulo en formato APA: ( ARQHYS. 2012, 12. Diseño de jardines. Revista ARQHYS.com. Obtenido , de http://www.arqhys.com/articulos/jardines-diseno.html.)




Deja un comentario