Tipos de matorrales


   


La mayor parte de las plantas que la constituyen pierden su follaje durante un período prolongado del año.  Su distribución se ubica principalmente en noroccidente y centro del país, particularmente en los estados de Sonora, Guanajuato, Jalisco, Michoacán, Hidalgo y Querétaro. Algunas de las especies más frecuentes en este tipo de matorrales son: Ipomoea spp., Bursera spp, Eysenhardtia polystachya, Acacia pennatula, Forestiera spp., Erythrina spp.

MATORRAL SUBMONTANO. Superficie 2, 925, 055 hectáreas. Este tipo de matorral se encuentra generalmente entre los límites de los matorrales áridos, bosques de encino y la selva baja caducifolia, principalmente en las partes bajas de ambas vertientes de la Sierra Madre Oriental, desde Nuevo León, San Luis Potosí, Guanajuato y Querétaro. Rara vez se encuentra por arriba de los 2,000 m.s.n.m. También se encuentra en pequeñas elevaciones en Durango, Coahuila y Nuevo León. Las especies más frecuentes que forman este matorral son: Helietta parviflora, Cordia boissieri, Mimosa leucaenoides, Gochnatia hypoleuca, Quercus fusiformis, Neopringlea integrifolia y Pithecellobium brevifolium.

MATORRAL ESPINOSO. Superficie 4, 399, 626 hectáreas. Este tipo de matorral se caracteriza por la dominancia de especies espinosas y caducifolias una gran parte del año o áfilas (sin hojas). Se desarrolla en una amplia zona de transición entre el matorral desértico micrófilo, el matorral submontano, el mezquital y la selva baja espinosa del noroeste de la República. Su distribución se localiza en la porción norte de la Llanura Costera del Golfo y el extremo sur de la Gran Llanura de Norteamérica. Algunas de las principales especies son Acacia spp., Cercidium spp. , Leucophyllum spp., Prosopis spp , Condalia spp y Castela tortuosa.

MATORRAL XEROFILO. Superficie 41, 279, 457 hectáreas. La cubierta vegetal de los climas áridos es tan variada desde un punto de vista fisonómico que la superficie que cubre representa aproximadamente el 21% del territorio nacional. Los tipos de vegetación que se identifican en esta clase son los siguientes: Matorral crasicaule.- Agrupan las comunidades conocidas como nopaleras, cardonales y tetecheras. Las nopaleras, Opuntia spp. habitan en climas subtemplados áridos de las mesas centrales o centro-septentrionales de México, además de los estados de Sonora y Baja California. Los cardonales de Lemaireocereus spp., Myrtillocactus geometrizans, Neobuxbaumia tetetzo, Carnegia gigantea y Cephalocereus senilis, abundan en las zonas subáridas o áridas de las cuencas de los ríos Tehuantepec, Papaloapan, Balsas, Moctezuma y en el estado de Sonora.

Matorral sarcocaule.- Comunidad vegetal caracterizada por la dominancia de arbustos de tallos carnosos, algunos de corteza papiracea. Se presentan sobre terrenos rocosos y suelos delgados, distribuidos principalmente en regiones de Sonora y la península de Baja California. Dentro de este matorral se encuentran especies como la Jatropha cinerea, Bursera microphylla y B. odorata.

Matorral sarco-crasicaule.- Comunidad vegetal que se caracteriza por la presencia de gran número de formas de vida o biotipos, destacando entre ellas las especies sarcocaule y crasicaule, o sea plantas carnosas de tallo grueso y plantas de tallo suculento y jugoso, por lo general de gran talla, con forma de candelabro. Este tipo de vegetación se desarrolla principalmente en la parte media de la península de Baja California, sobre terrenos ondulados con afloramientos de material granítico, en aluviones de origen diverso, es decir, en suelos formados por el depósito de sedimentos que acarrean las aguas superficiales. Las especies más conspicuas son el cirio Fouquiería columnaris, Pachycereus pringlei, Pachycormus discolor, Pedilanthus macrocarpus.

(Articulo enviado por: Fuente anónima)


Publicaciones relacionadas:


Deja un comentario