Muros de carga. Información valiosa.


   


Muros de carga.

Los muros de carga se dan a conocer como muros portantes y son las paredes que en determinada construcción tienen función estructural. En otras palabras son las paredes que soportan otros elementos de la construcción. Los muros más antiguos conservados son los confeccionados en piedra.

Los romanos fueron los precursores del hormigón, mediante la técnica del Emplectum, donde se encontraban presente el sillar de piedra, relleno de un mortero preparado con cal, arena y cascote.

Cuando no se encontraban estas piedras, o era muy costosa su búsqueda, se procedía a sustituirla por adobe. Por esta razón se llevó a cabo una afinidad entre el emplectum y el tapial. Con la técnica del tapial se levantaron edificaciones de hasta 6 pisos. Cuando se habla de muros de carga, hay que reconocer que el material más empleado para esta tarea es el ladrillo, por ser un material resistente y duradero. El que se incorpora a estos muros es macizo.

Otras veces los muros de carga están confeccionados en bloques de hormigón, destacando que con este material no se puede lograr una gran altura. Lo que dio la posibilidad de la aparición del hormigón armado, fue la llegada del acero. De esta forma el método constructivo dio un gran cambio. Actualmente las estructuras se desarrollan por combinación de vigas y pilares, y es muy raro cuando un muro adquiere función estructural, funcionando únicamente como divisores de espacios.

Los muros portantes tienen que transmitir las cargas al terreno, estos a su vez deben de estar dotados de cimentación, para que el muro no se clave en el terreno. La cimentación donde se encuentran los muros de carga es conocida como zapata lineal o corrida. Los muros son superficies continuas, a los que hay que realizarles aberturas, ya sea para ventanas o puertas, con la finalidad de iluminar, comunicar espacios y ventilar. Es por esto necesario utilizar el dintel o el arco. Otro material que se une a la construcción es la madera, por permitir realizar huecos amplios.

Los arcos también sirven para desviar la carga de los muros a los lados. Los forjados de los edificios se soportan sobre muros portantes, es por ello que los edificios que emplean muros de carga son ubicados en dos de las fachadas, siendo también utilizados como aislante acústico y térmico. En caso de que sí se coloquen muros de carga debe de ser posicionados de forma paralela a la fachada. Se distinguen de los tabiques no estructurales gracias a su grosor.

[ Equipo arquitectura y construcción de ARQHYS.com ].


Publicaciones relacionadas:


Deja un comentario