Tumbas privadas



Mucha de la gente enterrada en estas tumbas estuvo relacionada con la necrópolis de Gizeh, por haber ejercido en vida, funciones sacerdotales.

Al oeste y sur de la pirámide de Keops se encuentran los campos de mastabas más extensos. Los núcleos de los campos occidental y oriental (más recientes que la Gran Pirámide), consisten en mastabas construidas en piedra, de dimensiones uniformes y dispuestas en hileras regulares. Los campos se siguieron usando durante el Imperio Antiguo, introduciendo a menudo tumbas menores entre las grandes mastabas.

Las canteras, al sudeste de las pirámides de Jefrén y Men-kau-Ra, con su superficie rocosa (creada artificialmente) proporcionaba las condiciones ideales para las tumba excavadas en roca, las primeras de este tipo en Egipto. Durante el reinado de Jufu se construyó en Gizeh una mastaba, como las mastabas típicas. Tenía una superestructura construida en piedra, con un plano rectangular y una superficie un poco inclinada. A través de esta superestructura está un pozo abierto que se adentra en la roca terminaba en una cámara sepulcral.

El pozo quedaba cerrado permanentemente luego de depositar el cadáver en la cámara mortuoria. La capilla de culto consistía en una o dos estancias (construidas con adobes) frente a la cara este de la mastaba. Su elemento principal era el poste de una estela inscrita con una representación del difunto sentado a la mesa y con una lista de ofrendas. Éstas eran depositadas delante de la estela en ciertos días y se destinaban al ka o espíritu del difunto. No había nada más de decoración en la tumba.

Las primeras tumbas particulares egipcias construidas en piedra fueron las mastabas de Gizeh. El diseño original experimentó un rápido desarrollo; entre los cambios más importantes están los de la capilla: se introdujo (en algunas) una capilla interior; la losa de la estela fue sustituida por una falsa puerta y las paredes de la capilla empezaron a revestirse con una fina caliza y a decorarse con relieves. Se construyeron pequeña pirámides para las esposas principales de los faraones, situadas cerca de la estructura piramidal importante. Sin embargo, la tumba de la reina Heteferes, esposa de Snefru y madre de Jufu (al este de la Gran Pirámide), careció de una superestructura, y de la momia de la reina. Pareciera ser un re-enterramiento apresurado. (Articulo enviado por:  Stewart Orozco stewart.arq@gmail.com)


Para citar este articulo en formato APA: Revista ARQHYS. 2012, 12. Tumbas privadas. Equipo de colaboradores y profesionales de la revista ARQHYS.com. Obtenido , de http://www.arqhys.com/articulos/privadas-tumbas.html.






Arquitectura  |  Interiores  |  Ingenieria  | Hogar