Grabado renacentista



Su dibujo está pleno de rasgos finos pero firmes, destacando las expresiones humanas.

Sin embargo, el dibujo como técnica independiente, con valor por sí misma, no fue considerado en la época, quedando reducido sólo a un medio auxiliar de la pintura, para tomar apuntes rápidos del natural o hacer estudios de composición, perspectiva, movimiento, anatomía y otros aspectos del cuadro que iba a pintarse. Las técnicas que solían emplear eran el carboncillo, la sanguina, el lápiz y la tinta sobre papel.


Pero si el dibujo no tuvo mucho interés para los artistas del renacimiento, en cambio el grabado, sobre todo entre los alemanes fue muy cultivado y se trabajó como una técnica autónoma, paralela a la de la pintura, en sus dos formas principales: el grabado en metal (calcografía) y el grabado en madera (xilografía), a cuya difusión contribuyó el reciente invento de la imprenta en 1450. (Articulo enviado por: Lluvia Velandia, lluviadelv@hotmail.com)

Para citar este articulo en formato APA: ( ARQHYS. 2012, 12. Grabado renacentista. Revista ARQHYS.com. Obtenido , de http://www.arqhys.com/articulos/renacentista-grabado.html.)




Deja un comentario