La sabana


   


la Sierra Madre del sur

Las especies de árboles de mayor importancia son Byrsonima crassifolia, Curatella americana, Cresentia alata y Cresentia cujete. Las especies herbáceas presentes son importantes para el pastoreo del ganado.Sabana arbolada El comprendido por un estrato arbustivo o arbóreo que no sobrepasan los 6 – 7 metros de altura, monoespecifico, el que es acompañado por un estrato herbáceo más bien graminosos teniendo este conjunto casi un aspecto de sabana arbolada; las especies preponderantes en el estrato superior y que crecen en forma monoespecífica, son:Schinopsis cornuta, Aspidosperma piryfolium. Especies acompañantes: Elionurus sp., Eragrostis lugens, Aristida mendocina, Cenchrus ciliaris, Stachytarpheta sp., Pfaffia fruticulosa, Alternanthera albida, entre otras.

CHAPARRAL. Superficie 2,846,434 hectáreas. Asociación generalmente densa de arbustos resistentes al fuego, de 1 a 2 m de altura, que se desarrolla principalmente en laderas de cerros por arriba del nivel de los matorrales de zonas áridas y semiáridas, de pastizales naturales y en ocasiones mezclada con bosques de pino y encino. Se les encuentra en las sierras del norte del país que son climáticamente intermedias entre los climas francamente áridos y los climas semihúmedos de los estados de Coahuila, Chihuahua, Durango, Nuevo León, San Luis Potosí, Sonora y Zacatecas; en el centro del País se encuentra en Guanajuato, Hidalgo, Oaxaca y Tlaxcala y en la región de Tehuacán, Puebla; por último en la región de Comitán, Chiapas, existe un encinar arbustivo (Quercus sebifera) que prospera en un clima que no es árido. Está formada por especies arbustivas de Quercus spp., Adenostoma spp., Arctostaphylos spp., Cercocarpus spp., entre otros. Sabana abierta (paisaje abierto con vegetación herbácea pero con pequeños manchones de pequeñas formaciones arbóreas), sabana seca (paisaje abierto casi exclusivamente herbáceo).

El matorral es un elemento indisociable del monte mediterráneo. Dentro de éste puede desempeñar los papeles más variados: como acompañante en el sotobosque o como formación específica y dinámica hasta representar uno de los últimos niveles de regresión ecológica. Una diversidad de situaciones y de especies características que ha sido ampliamente utilizada por el hombre. Los matorrales cumplen, además, funciones ambientales muy similares a las del bosque. Algunos pueblos nórdicos diferencian decenas de variedades de nieve en función de su color, de su textura, de su antigüedad, de sus posibles utilidades. No muy diferente podría ser el abanico de distinciones para el matorral en nuestros medios si aún perviviera una relación continuada y directa con la naturaleza. La imagen común sobre el matorral mediterráneo es la de un todo indefinido, en la que apenas se diferencian los matices más groseros. Y, sin embargo, nada más diverso y rico que las agrupaciones de vegetales leñosos de porte inferior al arbóreo que se engloban en el genérico término de matorral. Presente como sotobosque del monte mediterráneo, también puede individualizarse como monte bajo, como mancha o garriga. Su presencia puede indicar todas las fases de evolución del ecosistema forestal, desde un estado de degradación avanzado hasta la vegetación óptima potencial, es decir, la clímax. La variedad de especies que representan cada estado serial es también sumamente rica, tanto como sus funciones ecológicas y los aprovechamientos y utilidades que generan. (Articulo enviado por: Fuente anónima)


Publicaciones relacionadas:


Deja un comentario

*