Barras para crear un bar en la piscina


   


¿Pensaste alguna vez en crear un bar en la piscina de tu jardín?

Quizás parezca una idea loca ya que no es muy común ver un bar en una piscina residencial, aunque imaginando como será nuestra próxima fiesta en la piscina pudiendo disfrutar de una barra de tragos ¡No hay duda de que es una idea fabulosa!

Estas barras ya se encuentran disponibles en el mercado por lo que no es una idea desquiciada solamente que quizás todavía no has escuchado hablar mucho de ellas porque su popularidad todavía no es muy alta, aunque va creciendo poco a poco.

Seguramente al pensar en esto, lo primero que tu mente imagina son las piscinas de los hoteles del Caribe que fueron quienes comenzaron con estas barras de tragos que después fueron expandiéndose por el resto de los hoteles vacaciones de destinos de playa. Pero ya no tienes que esperar hasta las vacaciones para disfrutar de un trago mientras te bañas en la piscina en una tarde de verano, ahora también puedes adquirir una de estas barras para crear un bar en la piscina de tu hogar.

Se trata de barras similares a las que se utilizan en los bares convencionales, es decir, barras que nos ofrecen un espacio de almacenamiento fresco y seguro para guardar tragos y comidas ¡Todo lo que necesitas para disfrutar al máximo de tu piscina! Relajarte ahora una tarde de verano será mucho más satisfactorio ya que también tendrás a tu alcance tragos y bocadillos para disfrutar junto a tus amigos. Básicamente existen dos tipos de barras para piscinas, las que se instalan dentro del agua y las que se deben colocar al exterior ya que aunque se encuentren fuera también son consideradas ideales para crear un bar en la piscina.

Las barras que se instalan dentro de la piscina son conocidas como “barras de nado”, estas incluyen una tabla de apoye y algunos taburetes altos y cómodos para sentarse allí. Las ventajas de este tipo de barras es que tendrás tus bebidas y postres a tu alcance sin salir de la piscina por lo que, después de darse una refrescante zambullida podrás disfrutar de tus tragos sin salir del agua.

Claro que también tiene desventajas y entre ellas podemos destacar el espacio de almacenamiento limitado ya que solo tendremos el espacio de la barra para guardar las bebidas y alimentos. Este tipo de barras es más recomendado para las piscinas amplias ya que ocupa un espacio físico dentro de ella por lo que quita espacio para disfrutar del nado y si se trata de una piscina pequeña, casi no quedara lugar para la actividad física.  Además, en algunos casos estas barras solo se pueden instalar en las piscinas de obra por lo que no son aptas para todos.

Las barras de piscina que se instalan fuera de ella no tienen inconvenientes de compatibilidad ya que se colocan a un lado de la piscina, totalmente fuera del agua.
Estas barras si tienen mayor espacio de almacenamiento porque se pueden complementar refrigeradores y otros elementos. Pero como desventaja, tenemos que decir que necesitaremos salir de la piscina para poder tomar un trago o comer, pero igualmente siguen siendo igual de satisfactorias y entretenidas.


Publicaciones relacionadas:


Deja un comentario