Historia del marmol


   


El mármol de Paros utilizado también por los escultores y arquitectos de la Grecia antigua, era extraído de las cantaras del monte Parpessa, en la isla griega de Paros.

El mármol, tratado como un material técnico, alcanza por vez primera su difusión en la arquitectura griega del siglo VI. A su vez las funciones decorativas del mármol se denotan también en la arquitectura bizantina y en la Siria cristiana. En el siglo VII se difundió en Italia a través de Bizancio y alcanzo su gran difusión en el renacimiento, en el periodo barroco se utilizo principalmente como un revestimiento. Desde el arte egipcio hasta la escultura del periodo romántico, la obra se realizaba directamente sobre el material, pero, a partir del periodo gótico se esculpía previamente un modelo en yeso, en el que se tomaba puntos de referencia que se trasladaban al bloque de mármol antes de comenzar la obra.

La piedra resurge en la década de los 60, adoptando nuevas tecnologías y proponiendo nuevos formatos que en términos técnicos y económicos son sorprendentes. Hoy en día tenemos a disposición una tecnología de transformación tan sotisficada y prefecta que logra hacer de un material tan rígido como la piedra un producto flexible y adaptable a todas las interpretaciones. Etimológicamente el termino del mármol, proviene de :
- marmarios
-  es una palabra griega de los antiguos egeos que significa
- piedra de color blanco nieve e inmaculada superficie
- resplandeciente y brillante. Haciendo valer a esta hermosa piedra no solo por su belleza sino también por su origen.

Origen del marmol: Es de origen metamórfico y proviene de la transformación de las rocas calizas y docomiticas, cuya metamorfosis ha construido una recristalizacion que determine el aumento de su dureza y resistencia. Estos son suaves compactos y poco porosos. La palabra mármol no tiene un sentido petrografico, aunque a menudo se refiere a rocas calcáreas como a calizas recristalizadas, dolomias, mármol, onix y travertino; en ocasiones se aplica el termino a rocas como tobas, serpentinas y granito, cada una de estas rocas tienen características propias, a las cuales se le agregan los siguientes requerimientos comerciales comunes y de mayor relevancia referidos generalmente a placas y parquet:

  1. Espesor constante con una tolerancia de +- 1/32”
  2. Escuadra perfecta
  3. Brillo espejo
  4. Sin porosidad
  5. Biselado homogéneo
  6. Su concepto es piedra caliza metamórfica compuesta de calcita y dolomita.

Se clasifican en: sencillos, policromos, veteados,  brechas, brocales, arborescentes.   (Enviado por el colaborador: Arqto. Joe M. Fuentes,  Fuente oficial: Libros de consulta personal, México)


Publicaciones relacionadas:


Deja un comentario