Materiales para revestir piscinas


   


Al momento de revestir la piscina y sus áreas circundantes, hay que analizar una serie de factores al elegir el material.

De manera que se obtenga como resultado una superficie segura, durable, higiénica y estéticamente agradable.
- Los materiales cerámicos. La cerámica es uno de los materiales más utilizados cuando se quieren revestir vasos, playas, vestuarios, etc. Son especialmente útiles en piscinas públicas por ejemplo, ya que estos espacios son altamente transitados y todo el tiempo están en contacto con agua. Los revestimientos en materiales de cerámicos, poseen una buena vitrificación y son altamente resistentes a los productos químicos. Este material previene contra la proliferación de los agentes patógenos, pues evita que se acumule cualquier tipo de suciedad, lo cual facilita su limpieza. Como este tipo de instalaciones, es decir, las piscinas, deben ser duraderas, los materiales que se utilicen deben de tener estas mismas características.

Los materiales cerámicos tienen resistencia mecánica, o sea, resistencia a los impactos, abrasión y flexión, lo cual ayuda a que los materiales sean más duraderos. Otros de los factores comunes son las heladas y choques térmicos, motivo por el cual la cerámica es una buena opción, pues además de su alta resistencia mecánica, tiene una baja absorción de agua. Usted debe procurar que el material de su revestimiento sea impermeable, lo cual se consigue al combinar el gres técnico con los materiales de fijación y rejuntado. El gres porcelánico extruído, es una de las últimas innovaciones en relación a materiales cerámicos. Compuestos de unas estupendas características técnicas y una gran variedad de diseños.

- Madera. Es uno de los materiales que está cobrando auge, en cuanto a la terminación de las piscinas. Se coloca en todo el borde de la misma, obteniendo como resultado un ambiente calido y agradable, formado por aires tropicales.
- Otros. Otras opciones además de los materiales cerámicos y la madera, es la piedra, ya sea artificial o natural, prefabricada o ejecutada in situ. Puede ser elaborada con áridos de mármol y con cemento blanco, así como también de hormigón premoldeado. Con esto se consigue una superficie agradable al tacto, antideslizante, y de cantos redondeados.

[ Equipo arquitectura y construcción de ARQHYS.com ].


Publicaciones relacionadas:


Deja un comentario