Diseño del paisaje


   

El diseño del paisaje es el procedimiento por el cual se otorgan características muy concretas a aquellos espacios diagramáticos representados en la planta de emplazamiento de un proyecto. Relaciones visuales Junto a la técnica de los materiales, dimensiones y detalles, el diseño del paisaje trata de las relaciones visuales. El diseñador tiene la capacidad de controlar y manipular las experiencias visuales y la de cualquier otro sentido. La relación visual básica es la escala, que atañe a las dimensiones relativas de los objetos.

El diseño del paisaje desempeña a menudo el cometido de crear transiciones desde niveles bajos de la percepción humana hasta los vastos elementos del entorno. El arbolado se convierte en un eficaz elemento de transición que tanto conserva su escala con el hombre como con los grandes edificios. Los árboles que rodean construcciones de altura importante son una escala de transición entre el conjunto de edificios y cada uno por separado. Orígenes de la organización formal La forma del terreno es uno de los puntos de partida fundamentales de la configuración en el diseño paisajístico, definida por sus líneas limítrofes y su topografía.

La zona del terreno más cercana a los márgenes comprende un doble proyecto de diseño, ha de relacionarse con el exterior y simultáneamente hacerlo con el interior. La configuración del diseño tiene un segundo origen, la estimación de la función o uso que se pretende conciliar. La circulación además de comunicar lugares e instalaciones diversos, es capaz de concretar y segregar superficies y de conformar otras. En el diseño paisajístico la circulación peatonal es un tema de primer orden. Ésta, en vehículo o peatonal, al implicar un movimiento está en íntima relación con la variación y sucesión de experiencias sensibles y entornos que se presentan a lo largo del recorrido.

El perfil del terreno ejerce influencia sobre la arquitectura. Los edificios proyectan sobre el paisaje líneas imaginarias que, cuando se unen a las fuerzas que dan forma, deben aprovecharse. Otra manera de definir contornos es la que se basa en los materiales constituyentes. El asfalto, la hierba y el hormigón son materiales fluidos, que adoptan la forma del molde. Se subraya la importancia del mantenimiento como factor en la evolución de formas. (Enviado por: Rocio E. Nolasco,  Fuente oficial: Archivo de consulta personal..)




Deja un comentario