Como distribuir los asientos en la sala


   


Los asientos, junto con la mesa central, son los muebles más importantes de la sala por lo que su distribución en el espacio es sumamente importante. ¿Cómo distribuir los asientos en las salas? Aquí te dejamos algunas ideas:

Distribución en forma de “L”

Al tratarse de una distribución que ofrece muchas ventajas y beneficios, desde siempre ha sido el diseño de salas más elegido y actualmente, aunque se presentan nuevos muebles y los diseñadores nos sorprenden con otras distribuciones más innovadoras, nada puede remplazar a la distribución en forma de “L” No hace falta que expliquemos mucho en que consta ya que su nombre lo dice todo: los asientos de la sala se acomodan siguiendo la forma de una letra L mayúscula.

Esta distribución es ideal para poder aprovechar al máximo el espacio disponible por lo que es muy utilizada en salas pequeñas, aunque la verdad es que en salas amplias también se ve muy bien porque no las recarga y tampoco deja en ella una imagen vacía.  En el caso de no contar con dos sofás para formar la L, no te preocupes ya que puedes reemplazar uno de ellos por otro tipo de butacas y se seguirá viendo igual de bien. Utiliza también la distribución en L para crear una separación de espacios en un mismo ambiente como puede ser en una sala integrada con comedor o recibidor.

Distribución en forma de U.

Este diseño solo se recomienda en aquellas salas donde hay espacio de sobra ya que sino al querer formar una letra U con los asientos podríamos desperdiciar mucho lugar.  Además, tampoco podemos juntar demasiado los asientos que forman la letra U para no quitar la comodidad y libertad. En el centro debemos dejar espacio para una mesa pequeña que complete la imagen de la sala y aumentar la practicidad de la estancia.

Sofás enfrentados.

Esta distribución es muy utilizada para equipar salas cuadradas o salas demasiado anchas ya que optimiza muy bien el espacio sin necesidad de recargarlas. Además, al colocar los asientos en línea recta sigue el mismo estilo que la sala y así mantiene el equilibrio.  Es un diseño perfecto para crear salas sociables ya que al estar enfrentados, esto anima a las personas a relacionarse entre si.  El único inconveniente es que requiere de bastante espacio para no restar libertad por lo que en salas pequeñas no es muy bienvenida esta distribución. En el caso de tener una sala con dos puertas, los sofás enfrentados vienen bien por la misma cuestión de seguir la línea y no quebrar el equilibrio y la armonía del ambiente.  ¿Necesariamente tienen que ser dos sofás iguales? No, si te gusta jugar con los contraste ¡Anímate!

Distribución en Angulo

La distribución de los sofás en ángulo consta en colocar cada asiento contra una pared de la sala y dejar un espacio central amplio y libre. Este es un diseño que se recomienda para salas cuadradas y rectangulares ya que optimiza bien el espacio y deja lugar para otros muebles y accesorios.




Deja un comentario