Como limpiar una oficina facilmente


   


Cuando el día de trabajo va llegando a su fin, en lo primero que pensamos es en poder regresar rápido a casa para disfrutar de las horas que restan del día con los que más queremos.

Es este anhelo y este apuro el que no nos permite dedicarnos a la limpieza de oficina como se debería y por ende, la basura se vaya acumulando creando un ambiente poco puro, confuso y hasta contaminado en el que obviamente no es nada grato trabajar.

¿Cómo limpiar una oficina? En muchas ocasiones se cuenta con un servicio de limpieza que nos da la posibilidad de desligarnos de esta tarea que, no es tan complicada, pero quizás demanda de tiempo que no queremos invertir. Pero si eres uno de los que deben limpiar su oficina al terminar de trabajar, lo mejor será que lo hagas con una buena actitud y comprendiendo los beneficios que esto te trae así mismo porque sea la única manera de que puedas realizar una tarea eficaz y de forma más rápida.

A continuación nosotros te describiremos el proceso de limpieza de una oficina paso a paso, dándote algunos consejos para que puedas hacerlo con mayor facilidad.  Lo primero que debemos hacer es limpiar el escritorio en el  que trabajamos. Si quedaron papeles los desechamos a la basura, si el desayuno o el almuerzo dejaron manchas debemos quitarlas y retirar de el todas las cosas que ya no usemos.

Las notas que ya no son útiles para mañana, van directo al cesto de la basura.  Utiliza un plumero o paño suave y seco para retirar el polvo del escritorio y los demás muebles. Una vez por semana al menos, debes tomar un escobillon limpio y quitar también todo el polvo del techo y las paredes. No es necesario hacerlo todos los días pero si semanalmente para evitar que se acumule en cantidad.  La limpieza del ordenador debe realizarse con productos especiales. Quita toda mancha que pueda haber en la pantalla y las huellas del teclado. Si tiene polvo utiliza un pequeño soplete.

Con una aspiradora limpia el asiento y los sofás de la oficina, también puedes limpiarlos golpeándolos suavemente pero la primera opción es más efectiva. Esta también te servirá para continuar con la limpieza de la oficina aspirando las alfombras y el resto del piso.  Si tienes un baño integrado a la oficina, limpia sus sanitarios y retira toda la basura del cesto para colocarla en el cesto publico junto con la basura que se ha acumulado en el cesto de la oficina.  Antes de salir, limpia los vidrios de la ventana con un poco de papel de diario mojado para poder disfrutar mañana de una excelente vista hacia el exterior.

Cierra las ventanas y aromatiza el ambiente con algún aroma que te guste.  Listo! Ahora si tu oficina ha quedado totalmente limpia y ordenada. Como ves no es una tarea que requiera de mucho esfuerzo, solo algo de tiempo y orden para seguir los pasos y dejar un ambiente limpio y perfumado para poder regresar a el mañana.




Un comentario

  1. Un artículo bastante bueno y completo. ¡Muchas gracias!

Deja un comentario