Como pintar un dormitorio


   


El dormitorio es la habitación más personal de la casa. Es aquí donde dormimos, descansamos, nos relajamos y meditamos. Por esta razón es que necesita de una decoración muy especial. A continuación te enseñaremos como pintar un dormitorio.

Como pintar un dormitorioPuede parecer una tarea muy sencilla, pero la verdad es que se trata mucho más que dar pinceladas de colores en la pared. Hay algunos detalles importantes que debemos tener en cuenta para poder pintar nuestro dormitorio como si fuéramos profesionales.

Un paso que no podemos pasar por alto es el preparar el dormitorio. La habitación debe quedar lo más vacía posible, es decir que debes retirar todos los muebles y accesorios de decoración que sea posible. En el caso de que tengas placard y otros muebles grandes que no puedas mover, entonces cúbrelos con una capa de plástico vinílico para que no se manche.
Retira las puertas y ventanas. Utiliza una aspiradora para limpiar la pared y con cinta de enmascarar cubre los marcos, los spots, los interruptores y zócalos para evitar cualquier mancha de pintura.

Antes de pintar el dormitorio tendremos que reparar las paredes. Rellena con masilla los huecos y rajaduras, y luego lija las imperfecciones para que todo quede liso.

Ahora si comenzaremos a pintar el dormitorio y nosotros les recomendamos que empiece por los zócalos. Generalmente siempre se los deja para lo último, pero al final necesitara de una mano firme y un pincel bien fino para poder delinearlos sin manchar la pared.
En cambio, si los pinta primero y espera a que seque puede cubrirlo con cinta de enmascarar y será más sencillo seguir con el resto de la superficie.

El segundo paso es pintar el techo. Debe deslizar el rodillo realizando pasadas largas, pero primero marcar las esquinas y los ángulos con una brocha.
Al terminarlo podremos continuar pintando la pared ya que generalmente presenta algunas manchas o goteos de pintura desde el techo y ahora podremos cubrirla.

Elegir el color de pintura para el dormitorio.

Podemos aplicar las técnicas de pintura correcta y elegir la pintura de mayor calidad posible para obtener buenos resultados, pero si no elegimos el color de pintura correcto para el dormitorio nunca podremos cubrir nuestras verdaderas expectativas.
El color de las paredes y techos influyen mucho en nuestros momentos de sueño y relax.

Si se trata de una habitación pequeña entonces lo mejor será optar por tonos claros. Si se utilizan colores oscuros se puede conseguir un “efecto cueva” y esto no aporta para nada a un sueño confortable.
Tampoco uses colores demasiados vibrantes, los tonos pasteles son los más recomendados por la tranquilidad que ofrecen.

En caso de ser una habitación más amplia podemos apostar por tonos más intensos como el verde oscuro, el rojo oscuro o los naranjados oscuros. Son colores muy elegantes que tampoco irrumpirán tu sueño con toda su energía o vibración.

Por supuesto el blanco siempre es una buena opción en cualquiera de las dos ocasiones y aun mucho más si se lo combina con otro color bonito que defina nuestra personalidad.




Un comentario

  1. SELMA MARTINEZ says:

    Hola, me parecieron muy interesantes varias de sus recomendaciones, pero ya me quedo claro que mi recamara la debo pintar en color claro.Ojala me pudieran ayudar a saber como elegir cual es el color que mas me conviene, ya que los muebles de la recamara son de color chocolate muy obscuro, actualmente esta pintado todo de Blanco osteón, pero me gustaría darle un toque de vida pero que no sea tan contrastante y que no combine con nada de mis accesorios o edredones.Colores de accesorios y edredones: Shedrón/cafre y marfil/negro.Espero no sea mucho pedir pero ojala me puedan orientar para elegir de manera adecuada, Gracias.

Deja un comentario