Consejos para pintar el techo


   


Pintar el techo de la casa es una tarea algo incomoda lo que hace que nos agotemos con solo pensar lo que puede llegar a costarnos sin siquiera haber comenzado con la tarea. Pero la verdad es que, pintar el techo tampoco es algo imposible, por lo que si se realiza siguiendo algunos tips y consejos que les daremos a continuación se volverá una tarea mucho más sencilla, cómoda y rápida.

Lo primero en lo que debemos poner atención es el cuidado de las paredes, pisos y muebles. Es recomendable retirar de la habitación todos los muebles y, en caso de haber muebles fijos o  demasiados pesados para mover, entonces debemos cubrirlo con una funda vinílica que los proteja.  Los pisos también deben cubrirse con lonas o telas vinílicas que impidan que la pintura llegue a mancharlo. Las paredes se pueden proteger con papeles de diario o periódico pegados con cinta adhesiva. Es por todo esto que, en el caso de las habitaciones vacías, se recomienda comenzar por la pintura del techo.

Ahora si, empezaremos a preparar la superficie del techo para la pintura. Si existen grietas o roturas, tendremos que rellenarlas con yeso o masilla dependiendo del material con el que estén construidos. Así también, si hay clavos salidos o zonas a reparar, se deben arreglar antes de aplicar la pintura.

Después del trabajo de restauración, pasaremos al siguiente paso: la limpieza.  Es importante que puedas limpiar bien todo el techo quitando toda suciedad acumulada y polvo ya que, de lo contrario, la pintura no se adherirá correctamente y en poco tiempo se empezara a decapar. Quizás solo necesites de agua, jabón y una esponja, aunque si se trata de suciedad más resistente entonces deberás recurrir a un producto especial.

¿Hay manchas de humedad en tu techo? Si es así, debes eliminarla antes de aplicar la pintura. Pero además, también es necesario revisar cual es el origen de la mancha para poder combatir la humedad desde el foco del problema ya que sino nuestra próxima pintura no durara por mucho tiempo.  La mancha de humedad debe estar totalmente eliminada y el techo seco para poder seguir con la pintura.

Para pintar el techo no necesitamos de técnicas demasiado profesionales. Basta con contar con un pincel de aproximadamente 7 cm para comenzar con la pintura por las esquinas. Debes dar pinceladas muy suaves y cuidadosas para no manchar la pared, delimitando muy bien los limites. Ahora, con un rodillo grande podemos continuar con la pintura del techo por todo el resto de la superficie. Fíjese que, en la primera capa de la pintura el movimiento del rodillo sea igual al de las primeras pinceladas de las esquinas para que quede un color parejo y uniforme.  Ya, en la segunda pasada de la pintura, es necesario que el movimiento sea contrario para que no queden espacios vacíos. Recuerda esperar el tiempo de secado entre pintura y pintura para que esta se fije mejor.  Aprovecha este tiempo para verificar que toda la superficie se encuentre pintada y si hay algún detalle a reparar, hazlo ahora.




Deja un comentario