Suelos arcillosos y granulares


   


PROPIEDADES DE LOS SUELOS ARCILLOSOS Y GRANULARES.

INTRODUCCIÓN: Se debe tomar conciencia de la importancia que tiene una buena cimentación para la vida útil de una estructura; el objeto de una cimentación es proporcionar el medio para que las cargas de la estructura se transmitan al terreno produciendo en éste, un sistema de esfuerzos que puedan ser resistidos con seguridad sin producir asentamientos, o con asentamientos tolerables, ya sean éstos uniformes o diferenciales, por ello un conocimiento previo de la naturaleza del terreno evitará accidentes graves y costosos motivados por una cimentación deficiente.

Suelo de Toba volcánica para una Cimentación de un proyecto de construcción. Por medio de análisis y pruebas a realizar antes del desarrollo de un proyecto, se puede llegar a determinar con gran aproximación la naturaleza y propiedades del suelo, estos datos son muy necesarios para definir las características generales de cualquier cimentación. Los criterios para determinar los puntos de reconocimiento en el terreno se establecerán de acuerdo a una zonificación previa, dando mayor importancia al área a ocupar por las edificaciones.

En caso de que no se conozca la ubicación exacta de la construcción en el área de estudio, se recomienda distribuir dichos puntos de acuerdo a recomendaciones geotécnicas que deben ser practicadas muy cercas del área de la obra. Es casi común aunque totalmente verdadero decir que las condiciones del suelo y subsuelo deben investigarse a fondo. Obviamente, sin investigaciones adecuadas del lugar de la construcción no se puede tomar una decisión, de manera que habrá problemas en el proceso completo de toma de decisiones. También existe el riesgo de información inadecuada en un momento en que la decisión ya no se puede posponer por más tiempo, lo cual conduce a decidirse por otros métodos que traten las propiedades definidas del suelo con menos claridad.

Información inadecuada de los estratos del suelo. El objetivo principal de una investigación del lugar de la construcción es determinar: a) La estratificación del suelo. b) La composición y propiedades de las formaciones o capas individuales. c) El límite inferior de los suelos comprensibles. d) La localización del nivel freático. Los sondeos con extracción de núcleos y muestreo continuo constituyen el tipo de investigación del que se puede obtener más información debido a que abarcan un alcance máximo para la observación visual directa. Desde el inicio es esencial una descripción confiable de los suelos y la deberá llevar a cabo un geotécnico experimentado, para determinar las propiedades del suelo en el laboratorio, es preciso contar con muestras representativas de dicho suelo.

Un muestreo adecuado y representativo es de primordial importancia, pues tiene el mismo valor que el de los ensayes en sí. Las muestras pueden ser de dos tipos: alteradas o inalteradas. Se dice que una muestra es alterada cuando no guarda las mismas condiciones que cuando se encontraba en el terreno de donde procede, para obtener muestras alteradas el muestreo debe efectuarse según el fin que se persiga y de la profundidad requerida, se toman muestras de cada capa en un recipiente y se coloca una tarjeta de identificación, que luego son enviadas en bolsas al laboratorio.

Se dice que una muestra es inalterada cuando teóricamente guarda las mismas condiciones que cuando se encontraba en el terreno de donde procede, para obtener muestras inalteradas, el caso más simple corresponde al de cortar un determinado trozo de suelo del tamaño deseado (normalmente de un pie cúbico), cubriéndolo con parafina para evitar pérdidas de humedad y empacándolo debidamente para su envío al laboratorio. El paso preliminar esencial para el diseño y la construcción de un proyecto de ingeniería civil, es la investigación completa y detallada del lugar seleccionado, el tamaño y el tipo de proyecto afectará a los alcances de una investigación, pero siempre existe la necesidad de llevarla a cabo, aún la obra más pequeña amerita algún tipo de investigación de campo.

Exploraciones a cielo abierto. Para sitios hasta de 1000 m2 se recomienda que se efectúen por lo menos 2 a 3 sondeos, para sitios de 1000 a 5000 m2, el número mínimo de sondeos debe ser 3+1 por cada 1000m2 que excedan los 1000m2. Para áreas mayores, el número de sondeos se debe incrementar de acuerdo al área, uniformidad de las condiciones del suelo y la importancia del proyecto. Aproximadamente cada 3 m se deben tomar muestras inalteradas y hacer pruebas de penetración estándar con muestreo conexo cada metro; se deben extraer núcleos de la longitud de cada sondeo entre muestras con el fin de hacer la descripción visual, los sondeos deben tener la profundidad suficiente para que alcance la formación subyacente de suelo firme, si existe, y si no, deben llegar por lo menos de 20 a 30 metros debajo de la superficie.

Estos son criterios generales que pueden y deben variar de sitio a sitio dependiendo de las condiciones locales y el tipo de proyecto. Prueba de Penetración estándar. El amplio tema de los sondeos, muestreo y realización de pruebas de campo son tratados extensamente en muchas publicaciones especializadas de manuales del ASTM y del Herat Manual (USBR), también se pueden encontrar procedimientos de pruebas y descripción de equipos para perforación, para las pruebas de penetración estándar, para muestreo inalterado, para las pruebas de permeabilidad de campo, etc. Para arquitectura y construccion  en Arqhys.com.


Publicaciones relacionadas:


Deja un comentario