Azulejos para cocinas


   

Azulejos para cocinas.

Los azulejos y revestimientos nos brindan una gran gama de opciones entre diversas texturas, diseños y estilos, para así obtener el resultado deseado en nuestros espacios. Además, por ser elementos de tamaño pequeño, se pueden combinar para lograr efectos diversos. Entre los revestimientos y azulejos se encuentran los siguientes:

• Los ladrillos: hay quienes gustan de ladrillos a la vista, los cuales resultan de piezas delgadas de piedra o ladrillo, que se pegan a una superficie. Pueden ser secciones estrechas de ladrillos verdaderos, así como también los ladrillos moldeados.

• La cerámica: usual para revestir baños y cocina, paredes en general y pisos. De alta resistencia y fácil de limpiar. Tiene brillo natural. Hay tipos sin brillo especialmente para piso, por ser antideslizante. Se producen en formas geométricas. Las de piso son mayor tamaño. Hay algunos tipos especiales con mayor resistencia al calor o a la helada. Para la colocación se utilizan adhesivos y se rellenan los huecos entre sí.

• Corcho: para revestir pisos y paredes. Las baldosas para pisos tienen mayor grosor y resistencia que la de paredes y se colocan con la misma técnica. De alta calidez, amortiguan el ruido y de apariencia agradable. Hay revestidas en PVC o acrílico, otras llevan barniz con poliuretano. Fáciles de cortar y se colocan con adhesivos.

• Linóleo: popular como baldosa para pisos. Se puede encontrar en rollos. Su fabricación es con ingredientes naturales horneados y comprimidos como aceite de lino, corcho y madera, los cuales se compactan. Generalmente vienen en forma cuadrada u octogonal. Se encuentra en distintos colores y diseños. De gran resistencia y calidez. Se colocan con adhesivos especiales.

• Fibra Mineral: se emplea en los cielorrasos, aíslan del calor y del ruido. Vienen planas o con texturas. Para colocarlas se encolan o amachimbran.

• Espejos: se venden en forma de mosaicos con ciertas terminaciones como la plata, bronce o humo. Hacen que el espacio luzca más amplio.

• Mosaicos: más pequeños que los azulejos de cocinas y de cerámicas. Vienen unidos sobre papel o base de tejido metálico. Se adaptan a toda superficie.

• Polietileno: para cielorrasos. No permiten la salida del calor o condensación. Vienen lisos o con texturas. Se cortan con facilidad y se fijan con adhesivo.

• Goma: resistentes, de superficie silenciosa, suave y antideslizante. Son de fácil colocación.

• Losetas y Terracota: resistentes, se encuentran en diversos colores cálidos y térreos. Menos propensas a quebrarse y antideslizantes, de superficie lisa o con textura. Elaboradas a máquina ya mano. La colocación depende de la elaboración. Pueden aplicarse en espacios interiores y exteriores.

• Piedra: tradicionales, pueden ser de piedra natural, mármol o pizarra. Porosas y necesitan un sellador resinoso para impedir manchas. Durables, ruidosas, pesadas y de colocación difícil.




Deja un comentario