Cálculo del contenido de cemento en el hormigon


   


Cálculo del contenido de cemento en el hormigón.

El cálculo de la cantidad de cemento por metro cúbico de concreto es muy sencilla. Simplemente, como ya se tienen la relación agua/cemento y el contenido de agua, calculados en los dos pasos inmediatamente anteriores se despeja el contenido de cemento (c). O sea.Verificación de las especificaciones granulométricas. Un buen concreto fresco y endurecido depende en gran medida de la granulometría de los agregados.

Por este motivo, antes de dosificar las cantidades de arena y grava es necesario verificar que su distribución de tamaños esté comprendido dentro de un rango preestablecido y no obtener proporciones de agregado grueso y fino, no convenientes.  La verificación se lleva a cabo bien sea elaborando una curva granulométrica de los agregados de que se dispone y compararla con la recomendada en la norma ICONTEC 174 (ASTM C 33), o bien tabulando. Dependiendo de sí están o no dentro del rango granulométrico recomendando, la dosificación de grava y arena se puede lograr por uno de los métodos siguientes: Método ACI: Se utiliza cuando los agregados cumplen con las recomendaciones granulométricas ICONTEC 174 (ASTM C-33).

Método de la Road Note Laboratory:  Se utiliza cuando los agregados no cumplen con las recomendaciones granulométricas ICONTEC 174. En la práctica, el método más utilizado es el gráfico que consiste en lo siguiente: Se enumeran los ejes de las ordenadas de abajo hacia arriba de O a 100 y los ejes de las abscisas, el superior de O a 100 de izquierda a derecha y el inferior de derecha a izquierda, de este modo cualquier valor de arriba sumado al correspondiente valor de abajo da 100. Se escoge el eje superior como eje de porcentajes de arena y el inferior como eje de porcentajes de grava. Sobre el eje de las ordenadas correspondientes al 100% de la arena se coloca la granulometría de la arena y sobre el eje correspondiente al 100% de la grava se coloca la granulometría de dicho material.

Se unen por medio de líneas rectas los puntos correspondientes a cada tamiz en las dos granulometrías. Se tienen entonces líneas inclinadas que representan los posibles porcentajes de mezcla de agregados que pueden pasar por cada uno de los tamices. Sobre las líneas inclinadas se colocan los puntos correspondientes a la especificación elegida. Se traza un eje vertical que separe los puntos hallados en igual cantidad a izquierda y derecha. A este eje le corresponde un porcentaje de arena y un porcentaje de grava que representa la mezcla óptima. Equipo arquitectura y construcción de ARQHYS.com. Enviado y colaborado por: Tomás Estevan Padilla, Mexico.


Publicaciones relacionadas:


Deja un comentario

*