Castillos


   


Castillos.

Los castillos son construcciones defensiva fundamental en la sociedad feudal europea, el castillo era la residencia fortificada de un rey o señor. Solía construirse aislado y en lugares elevados o de difícil acceso. Su estructura constaba, en esencia de los siguientes elementos: una o varias murallas concéntricas, rodeadas de profundo fosos; varias torres o baluartes en esas mismas murallas, para favorecer la defensa.

Una puerta principal, a la cual se accedía , generalmente, por un puente levadizo y que se protegía con accesos en recodo y rastrillos de madera y hierro, accionados mediante poleas y tornos; un patio central, en torno al cual de distribuían todas las dependencias; y, por ultimo, la torre del homenaje o núcleo principal, que, en ocasiones, construía por si sola todo el castillo, dispuesta de forma que pudiera ser defendida con independencia del resto del recinto.Esta torre, que solía ser de planta rectangular o circular, contenía todas las estancias y elementos necesarios para residir un asedio, desde aposentos privados y públicos hasta hornos de pan, pozo, almacenes de comestibles y graneros. Situada al principio sobre un montículo en el centro del recinto fortificado, la torre del homenaje se desplazo después a un lateral para hacer posible el suministro de auxilio desde el exterior.

En algunos casos podía estar aislada del castillo por otro foso, con una pasarela móvil como único acceso.Los castillos contaban también con otros medios de defensa, como las almenas, que coronaban los muros y ofrecían protección; los matacanes, parapetos salientes en lo alto de los muros que permitían disparar contra el enemigo situado debajo; y las torres barbacanas, construidas como elementos aislados y exteriores al conjunto.Otra de las características de este tipo de edificaciones era la casi inexistencia de ventanas, sustituidas por estrechas arpilleras que proporcionaban escasa luz pero favorecían la defensa. La habitación principal, cuyo grandes muros de piedra se decoraban a menudo con tapices y colgaduras, se calentaba inicialmente con un hogar y, mas tarde, mediante amplias chimeneas adosadas a la pared.


Publicaciones relacionadas:


Deja un comentario