Origen de la ceramica


   

Naturaleza.

La arcilla es de tipo sedimentario, formada por fragmentos de otras rocas. Está formada por materiales arcillosos (silicatos y alúmina hidratada). Los principales minerales arcillosos son: • Arcilla caolinita: contiene un elevado porcentaje de alúmina para cerámica compacta. • Arcilla montmorillonita: poco utilizada. • Arcilla illita: son muy abundantes y las más utilizadas por sus propiedades plásticas. Existen dos características fundamentales para la fabricación de materiales cerámicos con arcilla: • Plasticidad: que es la capacidad de formar una masa plástica, fácil de moldear cuando añadimos agua. • Comportamiento frente al calor: soporta muy bien el calor, y su acción lo convierte en un producto muy resistente y durable.

Las arcillas poseen agua en su interior, la cual tras el proceso de cocción desaparece. Una arcilla posee tres tipos de agua interior: • Agua de contracción: se encuentra entre las partículas cristalinas y se elimina a los cien grados centígrados. • Agua zeolítica: se encuentra intercalada en los vacíos de la red cristalina. Se elimina entre los trescientos y cuatrocientos grados centígrados. • Agua de constitución: forma parte de La estructura química y cristalina de la arcilla. Se elimina a los mil o mil doscientos grados centígrados, en la cual aún sigue siendo moldeable. (Articulo enviado por: Juan Tapia Rodriguez, Email: Prefiere anonimato)




Un comentario

  1. clara otero says:

    qeria saber si alguien me puede ayudar cn un practico q tengo}

Deja un comentario