Densidad de solidos del suelo



Densidad de sólidos del suelo. 

La densidad de los granos es un parámetro que no sólo funciona como una propiedad índice sino que también interviene dentro de los cálculos para la determinación de las propiedades mecánicas como en el caso de la compresibilidad de los suelos.

En la tabla siguiente se proporcionan los rangos de variación de la densidad de sólidos de algunos componentes de los suelos:


Dureza del suelo

Es importante identificar el grado de dureza de los granos que componen un suelo, ya que por ejemplo los granos de una arena cuarzosa son mucho más resistentes y menos compresibles que los granos mucho más ligeros que componen un tezontle.

Distribución granulométrica

Al igual que la forma, la distribución de los granos por tamaños sólo tiene importancia en el caso de los suelos gruesos. Para tal efecto se utiliza un juego de mallas o tamices a base de filamentos de acero inoxidable, identificadas ya sea por el tamaño de la abertura en pulgadas o por el número de hilos o filamentos por pulgada cuadrada.

Para poder separar los diferentes tamaños de los granos las mallas deben estar ordenadas de mayor a menor abertura y limpias de impurezas que se pudieran haber incrustado en pruebas anteriores;

El material debe manejarse con cuidado para no peder finos antes del pesado;

Los fragmentos muy grandes deben limpiarse con una brocha gruesa y colocarse uno por uno para evitar que el equipo se dañe, la arena y finos resultado de esta acción deben regresarse a la muestra; el resto del material debe hacerse pasar por agitado evitando que los granos pasen forzados por las mallas.

Una vez obtenidos los porcentajes acumulados, éstos se grafican contra el diámetro del grano correspondiente en escala semilogarítmica. Como se observa esta gráfica llamada curva de distribución granulométrica es una curva estadística acumulativa representativa de la distribución de los granos dentro de la muestra por tamaños.

Un vistazo a vuelo de pájaro, permite al ingeniero geotecnista saber con que material está tratando. Primeramente se observa si se trata con un suelo grueso o un fino, y si es un suelo grueso quienes predominan, las gravas o las arenas.

La forma de la curva también es un indicativo del suelo; una línea acostada indica un suelo con tamaños variados, en cambio una curva parada señala un suelo con predominancia de un tamaño.

Para un cálculo más preciso se definen dos coeficientes, que combinados permiten saber si se trata de un suelo bien o mal graduado, estos son el coeficiente de uniformidad, Cu, y el coeficiente de curvatura, Cc, dados por: 1060DDCu=; 1060230DDDCc= Siendo Di el diámetro del grano correspondiente al porcentaje “i” de la curva granulométrica.

Para que la parte gruesa de un suelo sea bien graduada se requiere, en el caso de arenas, que el Cu sea mayor de 6, y que Cc esté comprendido entre los valores de 1 y 3; en el caso de gravas Cu>4 y Cc entre 1 y 3. En el apartado 2.3 se trata con un poco de más detalle esta clasificación. Gracias al colaborador Victor Hugo Jimenez Perez por enviarnos este material.

Para citar este articulo en formato APA: ( ARQHYS. 2012, 12. Densidad de solidos del suelo. Revista ARQHYS.com. Obtenido , de http://www.arqhys.com/construccion/densidad-solidos-suelo.html.)




Deja un comentario