Dibujo de planos de barcos


   


Dibujo de planos de barcos. 

Es importante tener un control sobre la ejecución del casco hasta el final para introducir posibles cambios de mejora y para poder detallar las piezas con las que se construirá el conjunto. Lo que permite tener este dominio de todo el proceso es el plano de formas. Plano de formas de un buque. Este documento es un dibujo diédrico que describe con precisión la curva que debe seguir la forma del caso en cada sección. Y consta de tres series de curvas: una para las secciones horizontales, una para las secciones transversales y otra para las secciones longitudinales.

Esta información es redundante puesto que dadas dos series, la tercera queda determinada, sin embargo la información gráfica de cada orientación es útil para los cálculos que tienen que ver con la navegación, la capacidad de carga, la velocidad, la línea de agua o de flotación, la superficie mojada, etc. Estas formas se dibujan sobrepuestas para cada orientación, como el plano topográfico de un terreno. Introducción Control gráfico de formas y superficies de transición Todos los barcos se diseñan a partir de su plano de formas, y estas siluetas son las formas sucesivas que el casco va teniendo.

Pero si hacemos un salto adelante en el proceso y atendemos a la construcción de esos cascos, reconoceremos esas secciones en la construcción de las cuadernas. Canoa canadiense Las cuadernas reproducen las secciones transversales. Visto desde la perspectiva de la arquitectura llama la atención esta literalidad entre plano y construcción. Y esto es lo que más interesa aquí: notar que esto ocurre en la construcción naval puede servir, en la arquitectura, para comprender las leyes de la propia disciplina. Velero de regata de rio.

Los cascos de barco se definen, se calculan y se modifican a partir de las sucesivas secciones. Su forma queda determinada por las curvas de los cortes transversales y estos cortes siguen la geometría definida por la sección longitudinal. Velero de reagata de mar. Es así como se concibe la forma de la superficie del casco y es así como éste se construye. La construcción de barcos consiste en la construcción de una serie de costillas (cuadernas) que puestas, a una distancia precisa, “dibujan” el esqueleto que después se cubre con tablas de madera en sentido longitudinal. Es muy importante el elemento de la quilla como gran espina dorsal que recoge cada cuaderna y a la vez materializa el perfil longitudinal característico del casco. Dos momentos de la construcción de un barco donde se distingue las cuadernas que forman el esqueleto. Analicemos el diseño de los cascos de barcos de manera aislada para comprender hasta el detalle cual es el proceso.

El profesor de la Escuela Superior de Control gráfico de formas y superficies de transición Introducción Ingenieros Navales de la Universidad Politécnica de Madrid, Antonio Crucelaegui, resume los criterios de diseño del casco de un barco: La aplicación teórica inmediata a la generación de la superficie exterior del casco del buque ha sido abordada de muy diversas formas por distintos autores, pero en esencia conlleva los siguientes pasos: 1) a partir de un conjunto de parámetros dados por el usuario, se diseñan cuatro perfiles básicos que determinan la forma. Esto es, al perfil extremo del casco, visto en planta (proyección cilíndrica enmarcada por la eslora y la manga máxima), el perfil del casco a la altura de la línea de flotación, el área transversal en función de la coordenada longitudinal y, finalmente la vista en alzado del casco. 2) El sistema genera automáticamente con esa información un conjunto de secciones transversales, que definen la forma del casco, con un preceso de interpolación mediante B-.splines, alternativamente de secciones longitudinales, según los métodos basados en un entramado de cuadernas o lineas de agua.

3) Finalmente se interpola entre las secciones anteriores (…) En este paso se pueden obtener pasos indeseados, ya que el hecho de que las secciones diseñadas con b-splines sean suaves no implica que lo sea la superficie intermedia. Por ello debe utilizarse un proceso iterativo en que el usuario modifica parámetros de diseño si la superficie obtenida no es lo suficientemente suave y alisada y posee ondulaciones. Para detectar estos efectos en la superficie dos procedimientos fundamentales, a saber: se simula la iluminación, detectando cambios de color en la pantalla y se representan gráficamente las líneas con la misma curvatura gausiana de la superficie. Este texto describe el diseño de los planos de formas y parte del uso de secciones cambiantes, que el ordenador genera a partir de unos mínimos datos generales de las dimensiones clave.

El uso de las secciones es, pues, la herramienta de trabajo en el diseño de los cascos de barco. Más adelante se habla de la superficie que conforma el casco propiamente dicho, concretamente, en los casos de buques de chapa de acero, en los cuales los requerimientos del material y del proceso de construcción pesan en el diseño sobre plano de su forma: Además del área de la superficie, interesan otras características, como evidentemente el volumen encerrado por la misma y su distribución, pero aún más importante resultan ser las características de su forma y las que pueden ser útiles en su fabricación, pues en definitiva el forro ha de provenir de planchas de acero, por lo general, y su conformación adecuada percisa un previo análisis de las zonas del buque asimilables a superficies desarrollables, para poder cortar y unir las chapas. Popa de un barco en su botadura donde se distingue el despiece del forro de plancha. Colaborado por: Pedro Raul Moreta, Costa Rica.


Publicaciones relacionadas:


Deja un comentario

*