Tipos de edificios


   


EDIFICIOS EXISTENTES.

Es necesario realizar un examen del edificio e informarse de todos los detalles referentes a su construcción, estado y posibilidades de adaptación al fin deseado. Al efectuar este estudio necesitará procurarse o dibujar los planos de cada uno de los pisos del edificio, que indiquen detalladamente todas las características del mismo, como son las paredes, ventanas, columnas, ascensores, escaleras, tuberías y similares. El estado del edificio, concretamente de los pavimentos, tejados, paredes, ventanas, columnas, ascensores y escaleras y todas las reparaciones necesarias han de anotarse para poderlas incluir en el proyecto junto con las reformas que parezcan oportunas, y que habrán de terminarse antes de proceder a la instalación del equipo. Cuando se ha documentado perfectamente sobre el edificio y su situación, se puede ya comenzar el proyecto de distribución de maquinaria y departamentos, teniendo siempre presente que el propósito es lograr la obtención más económica del producto o servicio en cuestión. (Konz, 1991)

EDIFICIOS NUEVOS. Se debe planear la distribución de la producción y del equipo auxiliar, y la disposición de los departamentos en la forma más económica, proyectando el edificio más apropiado para dicha distribución. Generalmente, el plano del edificio se delega a arquitectos o a oficinas de ingenieros contratadas por el propietario. Rara vez lo ejecutan por sí mismos los técnicos especializados en distribución de fábricas o planeamientos. Estos se encargan del planeamiento de los procesos de producción y del equipo necesario, entregando luego las memorias y los croquis del proyecto a la firma constructora, a la que corresponderá dibujar los planos detallados del edificio que satisfaga las condiciones de planeamiento. Algunas compañías no sólo proporcionan el servicio de arquitectura, sino que se encargan también del planeamiento completo, en cooperación con los ingenieros de la empresa construyen el edificio, proporcionan e instalan la maquinaria y ponen la planta en marcha. (Konz, 1991)

USOS DEL EDIFICIO. EDIFICIO DE APLICACIÓN GENERAL. Son adaptados con facilidad a productos nuevos, cambios en las necesidades de producción o nuevos operarios. El edificio de aplicación general:

Es utilizado por industrias dedicadas a simples operaciones de elaboración, tratamiento o montaje.

Pueden fabricarse distintos productos con gran facilidad.

El costo inicial es menos elevado por diseños, materiales standard y métodos regulares de construcción.

Incorporar las buenas características standard que debe poseer un edificio industrial tomando en cuenta el tipo de producción.

EDIFICIO DE USO ESPECÍFICO. Los edificios de uso específico presentan las siguientes características:

Son más costosos y menos negociables.

Están más expuestos a la obsolescencia.

No pueden adaptarse a los cambios del producto, del proceso o de los métodos.

CARACTERÍSTICAS DE DISEÑO. ASPECTO EXTERIOR. Casi todos los edificios industriales vienen a ser la combinación de dos o más modelos de construcción tipo. Sin embargo, es casi seguro que el análisis de las diversas secciones de cualquiera de ellas descubrirá que todas siguen alguno de los modelos más o menos normalizados. El arquitecto, teniendo ante sí las condiciones, la distribución que se desea, los procesos a los que se ha de acomodar y otros datos que puedan darle los Ingenieros encargados del planeamiento, seleccionará los diversos tipos de construcción que pueden adaptarse a las necesidades particulares de las distintas secciones de la planta. Conviene tener en cuenta algunas de las tendencias actualmente en el diseño de fábrica. Desde el punto de vista de la comunidad en que está situada la fábrica, es de importancia primordial que su aspecto sea atrayente, con alrededores agradables y muy limpios. Por otra parte, los obreros prefieren trabajar en plantas de buen aspecto, se enorgullecen de su fábrica y normalmente colaboran en la conservación de la belleza de la misma. Les gustan que sus lugares de entrada sean llamativos, tan atractivos como la de los empleados de las oficinas y dirección y generalmente agradecen que los empresarios inviertan algún dinero en éste concepto. (Konz, 1991)

TENDENCIAS EN LA CONSTRUCCIÓN Y DISEÑO. Hay una definida tendencia a utilizar edificios de sólo planta baja y situarlos donde los terrenos son más abundantes y más baratos. Existe también una tendencia a utilizar los sótanos para los servicios de los empleados. Aunque se aproveche sólo una parte de los mismos, pueden tener ampliaciones muy valiosas. Los túneles de entrada, lavados, vestuarios, comedores, botiquines y similares pueden colocarse en el sótano con gran economía en cuanto al aprovechamiento de la superficie del terreno; y con gran comodidad para los empleados. El empleo de túneles subterráneos reduce el tránsito de los operarios por el área de producción, así como la confusión y congestión en los cambios de turno. (Konz, 1991). (Articulo enviado por: Tomas Morel, Universidad de Zulia)


Publicaciones relacionadas:


Deja un comentario

*