Hierro forjado



Hierro forjado.

El hierro forjado se utiliza para el comercio, es la forma más pura del hierro. Es duro, maleable y es maleable con otros metales. No es recomendable para la confección de láminas y espada ya que no es muy resistente.

Este tipo de hierro se consigue a partir del mineral de hierro, lo cual es calentado a altas temperaturas en una forja y golpeado para eliminar las impurezas y escorias contenidas en el mineral. Este se ha venido utilizando en grandes cantidades para la construcción desde el siglo XIX.

El hierro forjado ha sido empleado desde hace ya miles de años y hasta ha sido la composición más común del hierro tal y como se ha conocido a lo largo de nuestra historia.

El hierro forjado tradicionalmente, ha sido obtenido mediante el mineral que contiene el hierro calentado a la temperatura de una forja, después de esto se procedía a golpearlo con un mazo o martillos para poder eliminar las impurezas y escorias que podría llegar a tener este material.

En el Siglo XX los procesos industriales encontraron la forma de producir hierro forjado en grandes cantidades, de este modo se pudo utilizar este material en la construcción de grandes estructuras de ingeniería o arquitectónicas.


Realizar uniones de hierro forjado mediante la soldadura ha cedido este material para usos y fines decorativos o secundarios en las construcciones como por ejemplo en la elaboración de enrejados o piezas decorativas.

Temas complementarios sobre el hierro:

Para citar este articulo en formato APA: ( ARQHYS. 2012, 12. Hierro forjado. Revista ARQHYS.com. Obtenido , de http://www.arqhys.com/construccion/forjado-hierro.html.)




Deja un comentario